22 nov. 2016

Empanadillas de calabaza y miel “Honeydukes”

Las empanadillas de calabaza siempre me han recordado a Harry Potter, cualquier verdadero fan de Harry Potter sabe que las empanadas de calabaza son un aperitivo mágico vendido en el Expreso de Honeydukes (es el carrito de comida a bordo) en el Expreso de camino a Hogwarts, tenía Grageas Bertie Bott de todos los sabores, chicle, ranas de chocolate, empanada de calabaza, pasteles de caldero, varitas de regaliz y otra cantidad de cosas extrañas que Harry no había visto en su vida.



Desde que Harry tomo el primer bocado de ellas y le dio otra a Ron Weasley tratando de impresionarle al comprar todo lo que había en el carrito en ese momento, tuve la visión de cómo sabrían al probarlas por primera vez, se supone que es como una empanadilla común pero llenas de calabaza en lugar de carne y verduras. 


Las mías se diferencian en que están fritas en vez de horneadas aunque con pincelar la masa con huevo batido y meterlas a horno, sería suficiente si no queréis freírlas y les he añadido miel por encima, que le da un toque dulce y delicioso.

Los libros no mencionan a Harry y sus amigos comiendo empanadas de calabaza cada vez que suben al tren pero me gusta pensar que un viaje a Hogwarts, no sería completo sin una empanada de calabaza o dos.






Ingredientes:

  • calabaza rallada
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • miel al gusto
  • sal
  • aceite oliva suave
  • 1 paquete de obleas para empanadillas 
  • nuez moscada
  • canela en polvo
  • comino polvo
Las especies son opcionales tanto de variedad como de cantidad.


Elaboración: 


1. Rallamos la calabaza con un rallador, cortamos la cebolla y los ajos en brunoise fina.


2. En una sartén añadimos un chorro de aceite y salteamos la calabaza junto con la cebolla y el ajo, salamos y añadimos el resto de la especies, removemos para que se junten los ingredientes bien y pochamos hasta que este la calabaza bien cocinada, ir probando.


3. Rellenamos y cerramos las obleas con el relleno obtenido.

4. Ponemos una sartén con bastante aceite de oliva suave al fuego y cuando este bien caliente añadimos las empanadillas, freímos y reservamos en un plato con papel absorbente.

5. Emplatamos y rociamos con un chorro de miel por encima, servir templadas.




Hay dos modos de cerrar las empanadillas, apretando los bordes con la punta de un tenedor como mostramos en la foto.



La otra forma es pasar la yema del dedo mojada en agua por todo el borde de las empanadillas y cerrar.







4 comentarios:

  1. ¡Qué riquísimas empanadillas! Me las imagino dulces y cremosas por dentro, con el crujiente de la masa exterior. Ay, que ver... qué de cosas ricas aparecen entre las aventuras de Potter. Yo, este año para Halloween, he preparado los pasteles caldero, por si te apetece echarles un vistazo. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Chus, estan de rechupete, me voy a tu cocina a ver que tramas, bs

      Eliminar
  2. Ommmg! Me encantan las empanadillas, pero nunca las probé dulces! Y menuda pinta tienen estas..Y menuda combinación de ingredientes! Para un resultado delicioso y perfecto ^^
    Un besote!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario y dedicar un poco de tu tiempo, el blog no sería posible sin tus comentarios.