24 octubre 2014

Receta de almejas o chirlas a la marinera en salsa de rechupete

5 comentarios

Al ver las almejas frescas a buen precio hoy en el mercado no me he podido resistir, pero si la hucha no da para tanto, unas buenas chirlas nos valdrán igualmente.
 Es de esas recetas que no puede faltar en ninguna mesa en ocasiones especiales, como tapa o entrante es uno de mis preferidos y solo son indispensables dos cosas, unas buenas almejas y tiempo para realizar la receta, no se necesita ninguna pericia es una receta facilona y terminarás relamiéndote los dedos, a que esperas...





Ingredientes:


  • 1/2  Kg. de almejas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 c/c de harina
  • medio vaso de vino blanco
  • 1 cebolleta
  • perejil picado
  • sal
  • cayena (opcional)


Elaboración:


1. Coloca las almejas en un bol con abundante agua y sal para que suelten la arena en el caso que la

tengan.

2. Picamos el ajo y la cebolleta fina, ponemos un fondo de aceite en una cazuela de barro o en su

defecto una cazuela normal, rehogamos el ajo y la cebolla, si hemos decidido hacerlas un poco

picantes es el momento de añadir la cayena, dependerá de lo que nos guste el picante, pero con una

cayena para esta cantidad es suficiente.

3. Cuando tengamos la cebolla a punto, añadimos las almejas, esperamos que se abran y

espolvoreamos la harina, removemos bien para que se cocine la harina y no sepa a cruda.

4. Incorporamos el vino blanco y por último, el perejil. Dejamos cocer unos minutos y retiramos del

fuego, probamos y rectificamos de sal.


Esta receta de almejas la podemos dejar hecha el día anterior y cuando las vayamos a consumir,

simplemente calentarlas, a mí me gustan más de un día para otro porque están los sabores más

ligados y están mucho más ricas.




 Si una almeja no se abre a la hora de cocinarla retírala ya que posiblemente, este mala.


Leer más...

13 octubre 2014

Popietas de gallo rellenas de gambas en salsa

3 comentarios

El gallo es un pescado blanco con muy bajo contenido graso, es uno de los pescados que más les gustan a los niños por su textura y su sabor, procurando quitarles siempre bien las espinas. Es un pescado que no hace falta disfrazarlo mucho ya que por sí, resulta jugoso y de sabor suave y agradable. 

Para hacer estas popietas he elegido rapantes de ración y les he quitado los lomos, podéis pedir en la pescadería que os lo hagan y así os ahorráis tiempo. Veréis que es fácil, sabroso y delicado en boca. Tan solo tener en cuenta si hay niños, que podemos abstenernos de poner la cayena y el vino, comenzamos...










Ingredientes (2 personas)

  • 1 gallo grande
  • 16 gambas aprox.
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla cayena (opcional)
  • 1 c/s de harina
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta


Para el caldo de gambas

  • un par de ramas de perejil
  • una zanahoria
  • cascaras de las gambas
  • raspas y cabeza del gallo
  • agua


Elaboración 



1. Empezamos haciendo el caldo, para ello pelamos las gambas reservando las cáscaras, marcamos en una cazuela con un chorrín de aceite las cascaras de las gambas y la cabeza y raspas del pescado, añadimos el agua una rama de perejil y la zanahoria, sazonamos y dejamos cocer unos 20 min.aprox.

2. Para preparar las popietas extendemos los filetes del gallo, salpimentamos y ponemos 4 gambas peladas y crudas en cada extremo, enroscamos y pinchamos con un palillo para sujetar.










3. En una sartén honda o cazuela añadimos un chorro de aceite y pochamos los ajos y la cebolleta picada fino, sazonamos y añadimos la cayena si es nuestra opción.

4. Cuando lo tengamos pochado añadiremos la harina, dejamos que se haga un poco y vertemos el vino blanco, dejamos cocer para que evapore y añadimos el caldo de las gambas.

5. Introducimos las popietas y cocinamos a fuego suave durante 3-4 minutos, dependerá del tamaño del pescado y de la cantidad pero no dejar mucho mas o el resultado será un pescado más seco. Cuando estén hechas las popietas, espolvoreamos con perejil picado.

Nos sobraron unas gambas y las cortamos en trozos añadiéndolas a la salsa para aprovechar, aportaron más sabor y algún tropezón a la salsa, aquí no se tira nada..!






Leer más...

03 octubre 2014

Carrilleras de ternera al curry

1 comentarios
Así como suena, las carrilleras son las mejillas del cerdo o ternera y parecen haberse convertido en un
ingrediente de moda, son deliciosas, un manjar que normalmente pesan entre 70 y 140 gr. cada una. 
Se cocinan lentamente y con cuidado, la clave, es cocinarlas una hora u hora y media hasta que estén blandas, tiernas y llenas de sabor. Por el momento, de precio, también son razonablemente baratas, una ganga en comparación con otros cortes de carne y para mi, son un buen corte.

La mayoría de los platos con carrilleras que me he encontrado recientemente se basan en recetas de estofado lento, sin embargo, me he dado cuenta que las mejillas funcionan muy bien en los platos más picantes, es un plato suculento .









Ingredientes:



  • 1 kg. de carrilleras de ternera
  • 2 zanahorias picadas
  • 3 cebollas
  • 15 gr. de jengibre
  • 1 tallo de lemongrass
  • 1/2 rama de apio picada
  • 5 gr. de harina
  • medio litro de vino blanco seco
  • 100 gr. de leche de coco sin azúcar
  • 3 gr. de curry
  • 25 gr. de mantequilla
  • 2 c/s  de aceite de oliva extra
  • sal
  • pimienta








Elaboración:



1. Empezamos salpimentando y marcando las carrilleras en una cazuela con aceite a fuego fuerte para que se sellen, reservamos.

2. En la misma cazuela echamos la mantequilla, el aceite  y toda la verdura picada, dejamos que sude y añadimos el jengibre y el lemongrass cocinamos a fuego medio unos 7 min.

3. Añadimos la harina, removemos y regamos con el vino, dejamos que evapore un par de minutos y añadimos el curry.

4. Añadimos las carrilleras que tenemos reservadas y cocer a fuego lento tapado durante 1 hora y 15 minutos.

5. Pasado este tiempo agregamos la leche de coco y dejamos cocer otros 25 minutos más o hasta que estén tiernas, lo podemos comprobar pinchando con un tenedor.

6. Quitamos las carrilleras y trituramos la salsa, si queremos la salsa más fina, podemos pasarla por un  colador fino, volver a echar a la cazuela, agregar las carrilleras y cocer otros 5 minutos más, rectificamos de sal y pimienta.

Son ideales con un acompañamiento de arroz ya que la salsa impregna todo el arroz.




Leer más...

24 septiembre 2014

Pan de hamburguesa caseros (Hamburger bunds homemade)

7 comentarios

El pan por sí solo, puede no ser la parte más importante de la hamburguesa, pero es lo primero que toca nuestra boca cuando comemos una hamburguesa. Una buena hamburguesa se define por tres cosas: la carne, el pan, y los extras (queso, vegetales, salsa, aderezos etc).
Si es un pan muy malo puede hacer que tu experiencia al comer la hamburguesa sea muy mala aun cuando la carne y los extras sean de muy buena calidad. Recuerda que el pan es lo que va a guardar y juntar a la carne y a los extras, por lo que necesitas un pan bueno, aquí te explico cómo hacerlo...







Ingredientes:


  • 500 gr. de harina de trigo de fuerza
  • 2 c/c de levadura seca de panadería
  • 10 gr. de sal
  • 25 gr. de azúcar
  • 200 ml de agua tibia
  • 75 ml de leche semi desnatada
  • 1 huevo
  • 20 gr. de mantequilla 
  • para pincelar los panecillos, 1 huevo, sésamo y semillas de amapola








Elaboración:


1. Pesamos bien todos los ingredientes, los mezclamos en un bol, todos menos la mantequilla, amasamos bien hasta tener una masa homogénea, podemos hacerlo a mano o con amasadora, si lo amasamos a mano una vez tengamos bien mezclados los ingredientes y la masa sea manejable la sacamos del bol, volcamos sobre la mesa enharinada y seguimos amasando hasta que este homogénea.

2. Cuando tengamos una masa homogénea, incorporamos la mantequilla que la tendremos a temperatura ambiente y seguimos amasando otros 10 min.más hasta tener una masa lisa y elástica pero que no resulte pegajosa.

3. Hacemos una bola con la masa, la colocamos de nuevo en un bol y tapamos, dejando que fermente hasta que doble su volumen.

El tiempo dependerá de la temperatura que tengáis en casa, aprox de hora y media a dos horas.








4. Pasado ese tiempo, dividiremos la masa en 8 trozos de unos 120 gr. dejamos reposar los trozos de la masa que hemos cortado  5 minutos para que se relaje y nos deje bolearlos mejor, boleamos.


5. Hacer bien el boleado es importante ya que de no hacerlo bien nos quedarían panes sin forma e incluso puede que se nos abran o agrieten. Este paso es muy importante hacerlo bien, puede marcar la diferencia entre tener unos panecillos de bonita forma redonda y lisa, o tener unos panecillos abiertos por los laterales. Para aprender a bolear los panecillos correctamente, podéis ver este vídeo.




6. Una vez boleados ponemos los panecillos en bandejas de horno forradas con papel, dejando suficiente espacio entre ellos ya que crecerán bastante. Aplastamos un poco con la palma de la mano y los dejamos reposar una hora más o menos hasta que doblen el volumen un poco más del doble.

7. Precalentamos el horno a 200ºC. y cuando los panecillos hayan leudado, pincelamos con la yema de huevo batida con un chorrito de agua, espolvorear con las semillas, podemos poner las semillas que más nos gustenlino, amapola, sesamo.... Horneamos los panecillos 15 minutos aprox. o hasta que estén dorados.

Dejamos enfriar sobre una rejilla. Y a disfrutar.



Leer más...

15 septiembre 2014

Sopa fría de yogurt, pepino, cilantro y hierbabuena fresca

1 comentarios

Lo que más me gusta de los pepinos es su textura crujiente y su sabor delicado y fresco, eso es exactamente lo que traté de poner de relieve a la hora de crear esta receta. Se sirve muy fría, la sopa en sí es extraordinariamente refrescante - es un perfecto aperitivo o primer plato de un menú de verano que siempre sorprenderá.

La sopa fría de pepino y yogurt es un clásico de la comida veraniega en Oriente próximo y los países balcánicos, se toma en múltiples versiones: más o menos espesa, perfumada con diferentes hierbas, sus cualidades refrescantes la hacen perfecta para los días más calurosos del verano o para acompañar comidas picantes. Os doy mi versión a ver que os parece.








 Ingredientes:


  • 900 ml de Caldo de Ave natural o envasado
  • 600 gr. de Yogures griegos natural (sin azúcar, pueden ser light)
  • 8 c/s Pepino pelado y sin semillas
  • 5 c/s de Tomate
  • 1/2 c/c de jengibre fresco rallado
  • 1 c/s rasa de Cilantro fresco
  • 1/4 de c/c Chile picante en polvo (ojo, media de café)
  • 1 c/s rasa de Hierbabuena fresca
  • Sal
  •  
La hierbabuena y el cilantro lo podemos mezclar mitad y mitad o elegir poner tan solo una de las dos hierbas, a gustos.







Elaboración:



1. Empezaremos colando el caldo de ave para que no quede ni rastro de grasa.


2. Batimos bien el yogur para que quede cremoso, añadir el caldo de pollo poco a poco batiendo bien.
3. Añadir el resto de los ingredientes cortados en dados y mezclar bien. Lo dejamos enfriar en la nevera al menos 2 horas y mezclar de nuevo antes de servir.






Leer más...

05 septiembre 2014

Ensalada de escarola con manzana, queso y nueces

4 comentarios


La ensalada es la receta perfecta para estos días de sol, calor y prisas. Siguiendo con nuestro pequeño festival de ensaladas nada aburridas que empezamos con la ensalada de patata, cebolla y alcaparras y continuamos con la ensalada de pasta fría, cherry y aceitunas, hoy le toca el turno a esta ensalada de escarola, queso y nueces. Si hay algo que me encanta añadirles a las ensaladas, es fruta. Es una receta perfecta llena de sabor y nutrientes.








Ingredientes:


  • escarola
  • manzanas 
  • queso azul
  • nueces
  • aove picual
  • sal
  • limón





Elaboración:


1. Lavar muy bien la escarola, mientras partimos as manzanas en bastones y la rociamos con un poco de limón para que no se oxide.

2. Añadimos el resto de los ingredientes, las nueces partidas, el queso azul y aliñamos con aceite.

Si queremos una ensalada más fresca también le podemos añadir una granada o mango que le va genial.




Leer más...

27 agosto 2014

Gnocchi en salsa pomodoro (ñoquis)

4 comentarios
Cada mamá o abuela tiene su propia receta secreta de la familia, que es custodiada como un asunto de seguridad nacional! El gnocchi es un plato básico de la cocina Italiana pero no se detuvo allí y viajó a América del Sur por los inmigrantes italianos a principios del siglo XX, se integró en muchas cocinas de América del Sur, sobre todo en Argentina y Uruguay donde hoy en día el 29 de cada mes ha sido designado el Día del ñoqui.

El 29 fue elegido porque era por lo general, el último día antes del día de la paga y por lo que muchas personas se habían quedado sin dinero, así que el Gnocchi, era la comida perfecta no sólo porque era barato sino también porque llenaba. Se acostumbra a colocar una moneda debajo del plato mientras se comen para fomentar la prosperidad. 


He probado varias recetas pero esta es la que mejor resultado me ha dado








Ingredientes para la masa de los Gnoquis:


  • 1 kg de patatas cocidas con piel
  • 300 gr.de harina
  • 1 yema de huevo
  • sal
  • nuez moscada (a gusto



Ingredientes para la salsa Pomodoro:


  • 1 kg de tomates pelados
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Hojas de albahaca
  • sal
  • pimienta
  • aceite


·      

Elaboración: 


En una cazuela ponemos a cocer las patatas con piel y sal, cuando estén cocidas esperamos a que se enfríen para no quemarnos, las pelamos y las pasamos por el pasapuré.

2-    En un bol mezclamos la patata con el resto de los ingredientes, volcamos a la encimera para seguir trabajando la masa hasta que quede una masa homogénea, podemos añadir más harina si nos hiciera falta.


      3 - Dividimos la masa en trozos más o menos en cuatro o cinco ,añadimos un poco de harina en la encimera y estiramos la masa con las palmas de la mano hasta hacer un cilindro fino (como un dedo de gordo) y largo, cortamos porciones de 1,5 o 2 cm. Aprox y vamos reservando en la encimera enharinada.

4-  Cuando tengamos todos cortados los moldeamos haciendo un poco de presión con un tenedor dando el estriado característico de los gnoquis, dejamos reposar unos 15-20 minutos, mientras vamos poniendo el agua para cocerlos.
 
      5-  Después del reposo introducimos los gnoquis en agua hirviendo con sal, si son muchos lo haremos en tandas, veremos que cuando los echamos a la cazuela se bajan hasta el fondo, en el momento que suben a la superficie nos indica que ya podemos sacarlos con ayuda de una espumadera.


Elaboración de la salsa pomodoro (de tomate):

      
1-  Ponemos un fondo de aceite en una cazuela, rehogamos la cebolla en juliana fina y el ajo, añadimos las hojas de albahaca y los tomates pelados y troceados, salpimentamos. Dejamos a fuego lento unos 25 min. Moviendo de vez en cuando.

2-  Esta salsa la mezclaremos en una sartén con los gnoquis.Servir con parmesano rallado por encima.







Leer más...