19 mayo 2015

Pan de espelta y suero de mantequilla

2 comentarios

El pan de espelta o escanda tiene un delicioso sabor a nuez y menos gluten que las harinas de trigo tradicionales, así en esta ocasión, como tenía una buena cantidad de suero que me sobró de hacer mantequilla pensé en usarlo para hacer pan. El resultado fue  mejor de lo esperado, resulto ser un pan con miga tupida pero muy esponjosa y corteza dura, tostada y crujiente, con un sabor y un aroma que recordaba especialmente a pueblo, un pan con un sabor increíblemente natural.





Es difícil cuando haces pan poner con exactitud la cantidad de líquidos, en este pan al final, la hidratación fue de un 75% pero puede ser que vuestra harina solo necesite un 70% o tal vez más, eso lo controlareis según vais amasando y  vaya absorbiendo el líquido la masa. También podéis cambiar el tipo de harina y en lugar de espelta utilizar todo trigo o trigo integral, eso va a gustos pero en todos los casos, el líquido siempre será orientativo.



Ingredientes:


  • 300 gr.de harina de espelta 
  • 200 gr.de harina de fuerza de trigo
  • 300 gr. de suero de mantequilla
  • 75 gr.de agua (siempre dependerá de la harina)
  • 10 gr. levadura
  • 10 gr. sal



Suero de mantequilla




Elaboración:



1. En el bol de la amasadora ponemos las harinas, la sal, la levadura y empezamos a remover con la batidora a poca velocidad y vamos añadiendo los líquidos poco a poco, empecé con el suero de leche añadiéndole en hilo y dejando que vaya absorbiendo, dejamos que absorba todo el suero y si es necesario (en mi caso si lo fue la harina absorbió todo y necesite añadir un poco mas de agua)

2. Amasamos unos 10-15 minutos hasta que los ingredientes estén totalmente integrados y el gluten desarrollado, volcamos en la mesa y vemos que tenemos una masa que no es nada pegajosa al contrario una masa manejable, brillante, lisa y de fácil manejo.

3. El peso total de la masa serán unos 900gr. aprox. ahora tenemos que decidir si hacemos un gran pan o lo dividimos, en mi caso hice una barra de 250 gr. y el resto un pan solo, una vez dividida la masa lo deje fermentar en bola, quiere decir hacemos una bola con cada pieza y dejamos fermentar hasta casi doblar su volumen, como tenía buena temperatura, unos 22-24º en 2 horas ya lo tenía listo, pero este tiempo es orientativo, siempre dependerá de la temperatura que tengáis en casa en ese momento.






4.Pasado este tiempo llega el momento de formar nuestro pan, boleamos la masa y le damos la forma que deseemos, hogaza, barra.

Dejamos fermentar de nuevo hasta que casi llegue a doblar volumen, cuidado que no llegue a doblar.

5.Con el horno precalentado a 230º y con una bandeja dentro para que este caliente, greñamos el pan como mas nos guste e introducimos en el horno en la bandeja que ya tenemos dentro, inmediatamente tenemos que añadir vapor.

Si no tenemos piedras volcánicas dentro del horno, que humedecemos cuando metemos el pan, podemos crear nuestro propio vapor con un pulverizador relleno de agua y enfocando el agua hacia el suelo del horno y cerrando el horno con rapidez, repetimos esta acción unas 3 veces con espacio de 1-2 minutos cada vez, pero con rapidez en la apertura y cierre del horno, si no, nuestro pan no subirá como debiera.

6. Horneamos con esa temperatura de 230º unos 20-25 min. (ya sabéis que cada horno es un mundo) pasado este tiempo, bajamos la temperatura a 200º y dejamos aprox. otros 30-35 minutos más.

Dejar enfriar el pan sobre una rejilla. Y a disfrutar...


 



Leer más...

11 mayo 2015

Cómo hacer mantequilla casera paso a paso fácilmente en minutos

3 comentarios
Es tan simple que todo el mundo debería hacer mantequilla casera al menos una vez, sabe mejor que la mantequilla industrial, es más sana, tardas solo 20 minutos y lo mejor, puedes hacer decenas de sabores. En este vídeo podemos ver cómo hacer mantequilla artesanal a partir de leche pero tener a mano leche recién ordeñada es muy complicado así que la mejor opción, es comprar nata para montar, con un porcentaje de materia grasa elevado, alrededor de un 38% M.G.





Si sueles montar nata para hacer postres tal vez habrás sufrido el sobre batido de la nata, es decir que la habrás batido más de la cuenta lo que provoca la separación de la grasa del resto de los componentes y repentinamente, aparece una nata cortada que en muchos casos habrás desechado por no saber que de ahí, se extrae la mantequilla y un líquido o suero. El suero resultante en realidad no es ácido, ni contiene fermentos activos y, por tanto, no puede considerarse buttermilk pero os recomiendo que lo guardéis ya que podemos utilizarlo en multitud de recetas para dar sabor al pan o en recetas de repostería como scones, bizcochos, gofres, magdalenas, etc.


El paso a paso:

Es sencillo solo necesitas un recipiente hondo, las varillas eléctricas y la nata para montar bien fría.



Batimos la nata hasta que obtengamos nata montada...




Si continuamos batiendo, veremos que cada vez la nata montada se espesa más hasta que....




Parece que se corte la nata y vemos que se van uniendo en gránulos gruesos mientras el líquido se va quedando en el fondo del recipiente y al mismo tiempo, cambia de color de blanco a amarillo. Seguimos batiendo...




Aquí ya vemos que el líquido se va quedando en el fondo del recipiente, en esta fase poner un paño alrededor del recipiente para que no salpique el suero..... Seguimos batiendo y repentinamente y casi por arte de birlibirloque a los pocos minutos, aparece una bola de mantequilla pegada a las varillas y el suero que se separa, aparece en el fondo del recipiente.




Es el momento de tomar con las manos la mantequilla separándola de las varillas para amasarla, unirla y escurrir el suero. 



Por último, lavamos la mantequilla bajo el grifo o en un bol con agua para retirar el suero que haya en la superficie y finalmente, se pasa la mantequilla casera al recipiente en el que la queramos guardar, dándole forma y reservándola en el frigorífico hasta su uso.

En la siguiente foto podeis ver el suero restante después de escurrir la mantequilla, os recomiendo de nuevo que lo guardéis, dará un sabor y un aroma a mantequilla a vuestra repostería excepcional.



Curiosamente cuando estaba finalizando esta entrada dándole vueltas a las natas y a los sueros, veo que en un blog amigo Chocolatísimo, acaba de editar una entrada precisamente sobre Double cream, crema doble, Whipping Cream, nata para montar, Single Cream, Creme fraiche, Buttermilk, leche evaporada…Qué son y diferencias entre todas las natas...una entrada interesantísima para los más novatos en la materia.



Para elaborar la mantequilla de sabores, simplemente antes de que termine de hacerse añadimos el ingrediente que deseemos y seguimos batiendo. Una vez preparada la mezcla la introducimos en un recipiente apretando para que quede bien firme o bien la enrollaremos sobre el papel de film sellando los laterales, como si fuera un caramelo para seguidamente introducirla en el frigorífico hasta que vuelva a endurecer de nuevo. También podemos añadir simplemente azúcar o sal para hacer una mantequilla salada.

De cualquier manera, el sabor de esta mantequilla...es una pasada !!

Leer más...

01 mayo 2015

Receta fácil de papas arrugadas con mojo picón Canario

3 comentarios

Tenía esta receta como otras tantas aparcada hace ya un tiempo, exactamente desde que edité la entrada del mercado de la Recova, donde tuve el placer de comprar papas de Canarias...aunque podemos sustituir las papas de Canarias por patatas pequeñas en esta receta, siento decir, que el plato ni sabe igual ni tiene tanta gracia.

Diréis que me ha dado por los platos picantes ultimamente o muy especiados pero la realidad, es que me ha dado por comer picante y todo lo que se ponga por delante dulce, ácido, amargo, umami, salado así que la operación bikini creo que la voy a posponer un tiempo, lo justo, para que el bikini no me apriete. Comenzamos...






Ingredientes:


  • 1 kilo papas canarias o en su defecto patatas pequeñas
  • Agua para la cocción
  • 1/4 de Kilo de sal


Para el mojo:


  • Pimentón dulce y picante
  • 1o 2 cabezas de ajos (a gusto)
  • 3 Pimientos rojos picantes de Canarias o una guindilla seca
  • Vinagre
  • Cominos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal








Elaboración:


1. Empezamos lavando bien las patatas ya que nos las comeremos con cascara. A continuación ponemos las patatas en una cazuela con agua sin que las cubra con dos puñados de sal marina, ponemos a cocer y dejamos aprox.20 min. El tiempo dependerá de la dureza de la patata, lo mejor es pinchar una con un tenedor para saber si están cocidas.


2. Cuando ya veamos que están cocidas si aún queda agua la escurriremos y volvemos a meter las patatas en la cazuela poniéndolas de nuevo al fuego y moviendo la cazuela para que se sequen y se forme la característica costra de las papas.


3. Para el mojo, pelamos los ajos y les quitamos el corazón interior o bien los escaldamos. Los añadimos a un vaso batidor con la sal, pimentón dulce y picante y tres pimientos rojos picantes limpios y sin semillas), un chorro de aceite y vinagre. Lo batimos bien y le vamos añadiendo aceite hasta que se triplique la cantidad. Luego probamos y rectificamos al gusto.

*Las papas se sirven enteras con el mojo por encima.







Leer más...

21 abril 2015

Curry de langostinos con leche de coco y lemongrass

2 comentarios

Olvídate de comprar comida para llevar y haz tu propio curry en casa lleno de sabor de langostinos o gambas, es una salsa audaz que añade profundidad e interés a cualquier plato, de sabor fuerte y picante va siempre acompañado de arroz blanco, el arroz se mezcla con la salsa del curry y este absorbe todo el sabor y rebaja al mismo tiempo ese intenso sabor picante. 




El curry adopta diferentes sabores a medida que caminas a través de las fronteras regionales de India, cada estado se jacta de una versión diferente. En el norte y este de India se sirve un curry lleno de garam masala junto con naans (pan plano
). A medida que avanzas hacia el oeste, las notas cálidas de las semillas de amapola y el cardamomo dominan el plato que siempre se asienta encima de una cama de arroz humeante. Desde el sur, viene un curry suave con leche de coco que es el que hoy cocinaremos.







El curry también es común en el sudeste asiático, en Tailandia por ejemplo usan ingredientes como el lemon grass, jengibre, chalota, ajíes y dividen los currys en tres tipos según su grado de picor: amarillo (el más suave), rojo (intermedio) y verde (el más fuerte). En Malasia, añade hojas de lima y cilantro y en África, usa harina de mandioca. 

Lo mejor del curry, es que se pueden hacer con casi cualquier ingrediente, pollo, gambas, ternera, okra, coliflor con patatas y con infinidad de especies y en cada casa de una manera distinta, seguro que la receta de hoy os encantará.



Ingredientes para 3 personas:


  • 15 langostinos frescos medianos
  • 250 gr de arroz basmati
  • 3 tomates
  • 1 naranja de zumo
  • 1 limón o si consigues Lemon grass mejor
  • 1 cebolla
  • 1 chalota
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cayenas
  • 1 cucharada sopera de curry
  • 1 trozo de jengibre rallado (a gusto)
  • 1 lata de leche de coco
  • Cilantro fresco

Elaboración:


1. Empezamos quitando las cabezas de los langostinos para hacer la base de nuestro curry, las ponemos en una sartén con un chorro de aceite a fuego fuerte para que nos dejen todo su color y sabor.

2. Mientras vamos cortando la cebolla, chalota, ajo, el jengibre y troceamos las cayenas (podéis añadirlas enteras y la cantidad que queráis, dependerá de vuestro gusto por el picante) añadimos todo a las cabezas una vez que ya hayan cogido color, salpimentamos y bajamos el fuego para que pochen unos 10 min.

3. Trituramos los tomates y añadimos, rectificamos de sal.

4. Dejamos 5 min. y añadimos el zumo de la naranja y el del limón, dejamos cocer todo junto 10 min.

5. Colamos toda la mezcla con un chino y la clave de esta receta es apretad bien para sacar todo el jugo de las cabezas, cuando hayamos sacado todo lo posible volcamos ese jugo a una sartén y añadimos la leche de coco y el curry, mezclamos bien todo y dejamos reducir a fuego fuerte hasta que nos quede aprox. el 50% de nuestro curry. 

6. Puede que al cocer se forme una espuma por encima debido a la leche de coco, retiramos esa espuma.









7. Mientras que dejamos cocer vamos limpiando los langostinos quitándoles los intestinos, los salpimentamos y una vez nuestra salsa haya reducido los añadimos, dejamos cocer 1-2 min. y retiramos.


8. Tenemos preparado cilantro fresco picado para cuando lo sirvamos y lo añadimos por encima, servimos con arroz blanco cocido.


Leer más...

10 abril 2015

Patatas a la importancia de Emilia Pardo Bazán

8 comentarios

 Lo que se pretendía rebozando la patata antes de cocerla es que saciara más, era época de hambruna, ahora los que no tienen esa necesidad las enriquece con almejas y las cuecen en un buen fondo de pescado o las acompañan de mil modos, jamón, chorizo, bacalao, bonito, etc. Se suele tomar como primer plato o como tapa.

Son ese tipo de platos tradicionales y humildes que contiene toda la sabiduría popular, recetas rescatadas de recetarios antiguos que habían caído en el olvido y vuelven a estar de actualidad, como todas las recetas que hacían nuestras abuelas con ingredientes fáciles de encontrar pero con una preparación y un ingenio maravilloso, consiguiendo que una simple patata sea un plato apetitoso y anhelado. Esta receta que atribuyen a la condesa de Pardo Bazán sorprende por la sencillez de sus ingredientes y lo sabroso de su caldo denso y rico.








Ingredientes:


  • 4 patatas medianas
  • 2 huevos
  • 1 plato de harina
  • aceite de oliva virgen
  • 1 litro de caldo
  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso de vino blanco (buena calidad)
  • 2-3 dientes de ajo
  • perejil picado
  • unas briznas de azafrán
  • Sal




    Elaboración:


    1. Comenzaremos eligiendo unas buenas patatas medianas. Una vez peladas, lavadas y secadas las cortaremos en rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor.

    2. Salpimentamos las patatas y las pasaremos por harina, luego por huevo batido y las freímos en abundante aceite caliente hasta que el rebozado este dorado. No es necesario que queden perfectamente hechas por dentro, pues luego van a recibir una segunda cocción.


    3. Reservamos las patatas en una cazuela, de barro preferiblemente, que sea ancha y plana, pues deben quedar bien colocadas y de forma que luego sea sencillo servirlas sin romperlas.







    4. A continuación, una vez todas las patatas fritas, haremos un majado con los ajos, el perejil, el azafrán y la sal, reservamos.

    5. En una sartén, con un fondo de aceite con el que hemos frito las patatas, hacemos la cebolla picada fina a fuego suave, cuando la tengamos pochada añadiremos una cucharada de harina a la que daremos unas vueltas, añadimos el vino blanco, dejamos cocer el vino hasta que evapore el alcohol.

    6. Verteremos por encima la cebolla, el caldo y el majado, dejándolo hervir todo junto unos 15 o 20 minutos siempre a fuego suave y sin remover para no romper las patatas.




    Leer más...

    30 marzo 2015

    Galletas de avena ecológica y chips de chocolate

    3 comentarios

    Buscaba una receta casera y artesana y la conseguí, en Semana Santa no iba a renunciar a un dulce, la tradición manda y como ya edite las torrijasla leche fritael cabello de ángel, el pan para hacer torrijas con masa madre, etc. pensé en tirarme a la piscina y atiborrarme de buñuelos de viento para relamerme los dedos pero en el último instante, cambié de opinión pues mi tripa no hace más que crecer y crecer y el verano está a la vuelta de la esquina y hay que hacer bondad.

    Así que me decidí por unas galletas de avena suaves, deliciosas y sanas. Las puedes tomar en el desayuno, a la hora del café/té o como postre. Ya os aviso que con esta receta, las galletas desaparecerán.





    Para mí una de las mejores galletas de avena artesanales que he probado son las de la famosa cafetería [h]arinaTanto me gustaron que traté de copiar su receta y modestia aparte, me han salido exactas, sensacionales. La gracia de estás galletas es hacerlas medianas tirando a grandecitas... pero bueno eso va a gustos. 

    Los chips de chocolate, se pueden cambiar por fruta deshidratada que hay de múltiples sabores o por frutos secos, lo dejo a vuestra elección. Con los ingredientes que hoy os doy, salen bastantes galletas pero si queréis hacer a granel, con doblar la cantidad de los ingredientes será suficiente.







    Ingredientes:


    • 170gr. de mantequilla
    • 125gr. de azúcar blanco
    • 135gr. de azúcar moreno
    • 100gr. de huevo batido
    • 190gr. de harina de trigo integral (se puede cambiar por otro tipo de harina)
    • 135gr. de copos finos de avena
    • 2 gr. de sal
    • 3 gr. de impulsor
    • 3 gr. de bicarbonato
    • 45 gr. de chips de chocolate negro
    • 3 gr. de esencia de vainilla






    Elaboración:


    1. Empezamos batiendo la mantequilla  (la he sacado con anterioridad del frío y la tengo en pomada) con los 2 tipos de azúcar.

    2. Añadimos la vainilla y los huevos lentamente, y seguimos batimos.

    3. Tamizamos la harina junto con la sal, el bicarbonato y la levadura y añadimos a la mezcla de la mantequilla.

    4. Por ultimo añadimos la avena y el chocolate y mezclamos bien.

    5. Ponemos la masa en un recipiente o bolsa de congelar y enfriamos unos 30 min.

    6. Formar las bolas del tamaño deseado pero¡ ojo! porque la masa se expande bastante dentro del horno así que al formar las bolas, no le deis demasiado volumen, las mías eran como una pelota de pin pon y se quedaron grandecitas.

    7. Colocamos las pelotitas en la bandeja para hornear con papel de horno y separadas, dependerá del tamaño de la bandeja pero yo las puse en cada hornada unas 9 galletas. Hornear 10/15 min. a 190º o cuando estén doradas aunque no en exceso, enfriar en rejilla.

    Y a disfrutar...!!



    Leer más...

    20 marzo 2015

    WHOLE FOODS MARKET ( Supermercado gourmet )

    3 comentarios

    El supermercado Whole Foods es el mayor distribuidor del mundo de productos naturales y orgánicos. Lo orgánico está de moda en Chicago y comienza a llegar a España entre los foodies más recalcitrantes. Una de las tiendas más ideales de esta cadena está al lado de la Avenida Michigan. Ninguno de los productos que venden lleva aditivos (conservantes), ni potenciadores de sabor artificiales, ni colorantes artificiales o edulcorantes artificiales. Vamos algo impensable en España, donde las tiendas de este tipo son minúsculas y súper mega ultra caras.




    Whole Foods fue vista en sus orígenes como el lugar al que iban a comprar las soccer moms, o amas de casa de familias con un alto poder adquisitivo pero con el tiempo, consiguió que la comida orgánica dejara de ser un producto exclusivo de las familias con rentas más altas en Estados Unidos, Reino Unido y Canadá donde la cadena suma cada trimestre resultados que dejan boquiabierto a cualquiera.





    La mayoría de la gente piensa que la comida sana es insípida, aburrida, difícil de preparar y que es para vegetarianos o enfermos. La cadena de supermercados Whole Foods prueba todo lo contrario y ahí radica la clave de su éxito, ha logrado demostrar que la comida saludable ofrece variedad, es deliciosa y gourmet, además, ha transformado el ir al supermercado, en toda una experiencia gastronómica, te puedes pasar horas (literalmente) recorriendo cada pasillo, descubriendo nuevos productos e ingredientes.





    Se centra en la mejor calidad posible y en productos totalmente orgánicos que desechen todo tipo de aditivos y conservantes, favoreciendo la compra a granjeros locales y regionales. Distribuyen alimentos frescos, saludables, libres de aditivos, grasas hidrogenadas y colorantes y saborizantes artificiales. Exigen, además, que a los animales se les dé un trato digno hasta el momento de convertirse en filetes. Hasta ahí lo orgánico...




    En cuanto a lo local, tiene la figura del “forager” (recolector), empleados que se encargan de visitar a productores locales de la región que les corresponda, para probar sus productos e introducirlos en el supermercado.




    Las secciones en que se clasifican los productos de Whole Foods son: panadería, cervezas, quesos, té y café, flores, productos de almacén (enlatados, granos, pastas, etc.), frutas y verduras, carnes, productos del mar, vinos, productos de belleza y mascotas. Todo en cantidades industriales, con miles de variedades, ultra fresco.





    También disponen de un Deli (comida orgánica preparada) con una barra fría de ensaladas, pastas frías o puedes prepararte un sándwich como quieras, sopas, guisos calientes, una barra de café y té con postres con opciones gluten free, aptas para diabéticos, bajas en grasa y en caloría, la cual puede llevarse a casa –en envases hechos con materiales biodegradables o tomarlo en su cafetería con wifi gratuito,  Es un Deli muy bueno aunque no todos los productos son tan baratos… es lo que tiene no comer pesticidas, aditivos, colorantes.




    En este momento en España si uno quiere comer orgánico debe ceñirse a la selección de productos que ofrecen los supermercados habituales, Carrefour tiene sus propias líneas de productos orgánicos, Alcampo también tiene marcas Eco y Bio al igual que el Corte Inglés y Lidl. 




    Otra solución es acudir a tiendas específicas, que tampoco abundan. Así que la presencia de una cadena de supermercados como Whole Foods podría llenar ese hueco. 



    Este artículo no es un reportaje de publicidad sencillamente daría cualquier cosa por tener un Whole Foods cerca de casa,  una verdadera locura si te gusta comer bien .

    Leer más...