viernes

Galletas Doble Chocolate Chip caseras

2 comentarios





Las galletas doble chocolate con pepitas o Double Chocolate Chip Cookies son irresistibles! Recibes una dosis doble de chocolate y a los niños les encanta. Las galletas con pepitas de chocolate se remontan a 1936 y como friki que soy de la historia de la comida, me encantó la historia de la galleta más popular de Estados Unidos. En 1930, Kenneth y Ruth Wakefield compraron una bonita casa, construida en 1709, en Whitman, Massachusetts. 





Su intención era convertirla en un hostal-restaurante de carretera destinado a acoger a las personas que viajasen de Boston a New Bedford. Su negocio, al que el matrimonio llamó Toll House Inn, fue todo un éxito y, en poco tiempo, lograron que la sabrosa cocina de Ruth se hiciera muy famosa en Estados Unidos. 

La popularidad del restaurante no era sólo debida a sus comidas con un estilo casero su política, consistía en obsequiar a los comensales con una ración extra para que se la llevaran a su casa y una porción de sus galletas para el postre. Muchas celebridades de la época acudieron al restaurante como, el entonces senador de Massachusetts, John F. Kennedy, Bette Davis, Eleanor Roosevelt y leyendas del boxeo, como Rocky Marciano.




Como sucede en algunas ocasiones, el invento de la galleta fue fruto de la casualidad. Un día en 1936, Ruth creó una galleta modificando su receta habitual de galletas de chocolate y nueces llamada Nut Wafers, al no disponer de nueces suficientes en su despensa, agregó trozos de una barra de chocolate semi-dulce de Nestlé, esto es importante - una barra - no chips. Las tabletas de chocolate que usamos hoy en día, ni siquiera existían. Cortó la barra de chocolate en trozos y añadió los trozos a la masa, pensando que las piezas se derretirían cuando la galleta se horneara. Los trozos no se derritieron por completo, pero se suavizaron dando a la galleta una textura más cremosa. El resultado fue llamado Toll House Cookie.




En 1930, Ruth publicó un libro de cocina titulado, Toll-House Tried and True de Ruth Wakefield, el libro pasaría a tener 39 impresiones que atestiguan su popularidad. Su cookie, llamada Toll House Chocolate Crunch Cookie, apareció por primera vez en la edición de 1938. 






No fue hasta la Segunda Guerra Mundial que se convirtieron en un fenómeno nacional. Al parecer, los soldados de Massachusetts compartieron sus galletas con los soldados de otras partes de los EE.UU. y muchos de ellos, escribieron a sus familiares para que les enviasen Toll House Cookies y Ruth Wakefield, tuvo que hacer frente a una avalancha de cartas preguntando por su receta.




Como consecuencia del éxito de estas galletas, la venta de tabletas de chocolate de Nestlé semidulce se disparó. De modo que, Andrew Nestlé, el fabricante de chocolate le propuso un acuerdo a Ruth: Le compró los derechos de las cookies a Ruth por $ 1.00 a cambio de poder imprimir la receta en la envoltura de la tableta de chocolate semidulce, la señora Wakefield a cambio recibiría gratis, durante el resto de su vida, todo el chocolate que pudiera necesitar para elaborar sus cookies.


En 1939, Nestlé, para facilitar la elaboración de la receta, creó los chips de chocolate semi-dulces Nestlé Toll House, que seguían incluyendo la composición para elaborar las galletas. Incluso, en la actualidad, se ha mantenido en el envoltorio la famosa receta de Ruth.


Actualmente puedes encontrar la receta de mil maneras, generaciones de padres e hijos se criaron con ella, en algunas panaderías las elaboran tan grandes que una galleta es suficiente para dos pero las originales eran para tomar de un bocado.

Hoy os dejo dos recetas la versión original y mi versión de las galletas de doble chocolate que sin desmerecer a las de Ruth. ¡Están de muerte!






Ingredientes:

  • 115 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 125 gr. de azúcar
  • 1 huevo grande
  • 30 gr. de cacao en polvo sin azúcar
  • 140 gr. de harina
  • 1 pellizco de sal
  • 1 pellizco de levadura
  • 190 gr. de chips de chocolate





Elaboración:


1. Precalentamos el horno a 175º y preparamos una bandeja con papel antiadherente.

2. Comenzaremos batiendo la mantequilla que la tenemos a punto de pomada junto con el azúcar un par de minutos, cuando tengamos la mezcla bien batida incorporamos el huevo entero.

3. En un recipiente mezclamos el cacao, la harina, la sal y la levadura, y añadimos esta mezcla tamizada a la masa, mezclamos bien hasta que esté todo integrado.

4. Por último incorporamos los chips de chocolate y amasamos.

5. Dejamos enfriar la masa unos 30 min en el frigorífico.

6. Dividimos la masa en porciones de unos 15-18 gr. (yo las peso para que salgan todas del mismo tamaño) y las vamos colocando en la bandeja con un poco de separación entre ellas para que cuando se horneen no se junten.

7. Horneamos unos 13-15 min. dependerá del tamaño de las galletas.




Leer más...

martes

Bizcocho de limón casero y esponjoso

3 comentarios

Una de mis preparaciones preferidas en repostería son unos buenos bizcochitos de limón, son fáciles y rápidos de elaborar, jugosos y se comen muy bien. Les podemos añadir un glaseado si los queremos más dulces. Estos días de frío apetece poner el horno e inundar la casa con su calor y aroma, el olor a limón me recuerda a la infancia. Los bizcochos de limón son un bocado casero nada empalagoso y tiene ese toque refrescante y aromático de este saludable cítrico, son un bocadito perfecto.







Ingredientes:



  • 1 Ralladura de un limón mediano
  • 3 Huevos medianos a temperatura ambiente
  • 250g Azúcar
  • 60g Mantequilla en pomada 
  • 170g Harina de repostería
  • 1 cucharadita y media de levadura en polvo tipo Royal
  • 40g Nata para montar a temperatura ambiente
  • 50g Zumo de limón a temperatura ambiente
 (aprovechar el limón que hemos rallado)


Elaboración:
1. Horno precalentado durante 10 minutos a 175ºC 

2. Empezamos poniendo en un bol, el azúcar, la ralladura de limón y la mantequilla, mezclamos bien hasta que esté todo bien integrado, podemos hacerlo con batidora de ganchos o a mano con una espátula.

3. Añadimos los huevos que tenemos a temperatura ambiente de uno en uno, añadimos el primero y hasta que no esté totalmente integrado no añadimos el siguiente y así con los 3 huevos.

4. Añadimos la nata a temperatura ambiente, es importante, si esta fría se nos puede cortar la masa, mezclamos bien y una vez integrado añadimos el zumo de limón, igual que la nata lo tendremos a temperatura ambiente o templado.

5.Mezclamos la harina con la levadura y tamizamos para añadir a la masa, mezclamos bien hasta que esté todo integrado.

6. Preparamos nuestro molde, yo he usado un molde de mini-magdalenas y también he probado con otro un poco más grande, podéis usar el que más os guste redondo, cuadrado pero el  individual es como mejor queda. Engrasamos el molde con mantequilla derretida con la ayuda de un pincel, espolvoreamos con harina, repartimos bien y quitamos el exceso.

7. Rellenamos con la masa hasta las 3/4 partes del molde para que no se nos salga cuando crezca, horneamos a 175º durante 25-30 min. aprox. podemos hacer la prueba del palillo para ver si está hecho.






Para el glaseado (opcional)

Lo vamos hacer un poco a ojo, en un bol ponemos taza y media de azúcar glas y vamos añadiendo zumo de limón, vamos moviendo con una varilla pequeña o con un tenedor hasta obtener la textura deseada, a mí personalmente no me gusta un costrón de azúcar y la dejo ligera.
Una vez tengamos la textura deseada cogemos el bizcocho por debajo y untamos el bizcocho en la glasa, si chorrea por los lados podemos limpiar con el dedo.

Importante: el bizcocho lo glasearemos una vez este frío, dejamos que el glaseado endurezca, la glasa al día siguiente vemos que se ha difuminado y es porque se ha absorbido, mi consejo es guardarlos en un recipiente hermético y consumir al día siguiente, están mucho más ricos.



Leer más...

lunes

Judías verdes con tomate natural

2 comentarios

Me encantan las judías verdes, es una de las verduras que más aprecio por su exquisito sabor y sus propiedades, tras su humilde apariencia, esconden todo tipo de beneficios, son muy bajas en calorías, apenas contienen grasa y aportan una gran cantidad de fibra, agua, vitaminas y minerales.

Para la receta de hoy quería estrenar un gadget que compré hace tiempo, corta las judías verdes en tiras finitas llegando a parecer espaguetis. La idea era camuflar las judías para que las consuman los más pequeños. Hay muchas maneras de camuflar las judías, podemos empezar camuflando las judías en otros platos. Una forma fácil es preparar una crema de verduras, ya que trituradas las aceptan mejor. Otra buena idea es incorporarlas disimuladamente a sus platos favoritos, como la paellalas lentejas o la hamburguesa. Cortarlas en trocitos pequeños al principio para no llamar mucho su atención. También se pueden sumar al relleno de lasañas y canelones, o incluso a las croquetas y empanadillas. Mezcladas tomate frito o queso, su sabor pasará más desapercibido.





Ingredientes:

  • 500 gr de judías verdes
  • 1 Cebolla
  • 3 Dientes de ajo                                        
  • Aceite virgen extra
  • 6 Tomates maduros
  • Sal
  • 1 c/c de azúcar


Elaboración:

1. Empezamos lavando y cortando las judías, si no disponéis del aparato para cortarlas lo podéis hacer a mano haciendo el corte que queráis.





2. Ponemos un fondo de aceite en una cazuela, añadimos la cebolla picada fina y los ajos rehogamos y cuando estén añadimos los tomates rallados ponemos sal y cocinamos unos 10 min a fuego medio.

3. Añadimos las judías verdes crudas, rehogamos bien y dejamos que cuezan con el tomate unos 15 min, el tiempo es orientativo depende de cómo os guste de cocidas a mí me gustan más al dente, podéis comprobar pinchando con un tenedor.





4. Cuando veamos que están cocidas rectificamos de sal y añadimos la cucharada de azúcar por el ácido del tomate (el azúcar es opcional) y listas para comer. 





Leer más...

sábado

Feliz Año nuevo 2017

0 comentarios
No queremos dejar pasar la ocasión desde nuestro pequeño espacio gastronómico para desearos un 2017 lleno de salud, ilusión y felicidad. Que la magia del sentimiento navideño de paz y amor no sean palabras huecas sino un objetivo y un compromiso en nuestras vidas. Anhelando que este nuevo año cultivemos el amor, la tolerancia, la generosidad y la solidaridad. ¡Feliz año nuevo 2017!






Leer más...

viernes

Salpicón de langostinos de Martín Berasategui

1 comentarios

El salpicón  es un plato fresco y liviano y una opción muy útil ya que se puede preparar un día antes, en la nevera nos aguanta perfectamente y tendremos un plato listo cuando lleguemos a comer. Es ideal para esos días de reuniones familiares como entrante o aperitivo y es la tapa reina de muchos bares versionada habitualmente, con otros mariscos o pescados (el salpicón de mariscos que es el que todos conocemos es muy similar, solo bastaría añadir unos mejillones cocidos o un poco de pulpo).

No puede ser más sencillo de elaborar y la diferencia con el que compramos preparado es abismal sobre todo porque en los establecimientos que lo venden elaborado, suelen poner langostinos congelados. Los langostinos los podemos comprar frescos (recomendable) o ya cocidos, dependerá de nuestro presupuesto y de la prisa que tengamos.







El salpicón tradicionalmente es una receta hecho de diferentes carnes picadas, típico de toda la costa andaluza, es una preparación compuesta por elementos cortados en daditos (corte brunoiseligados con una salsa si se trata de un salpicón de verduras, de carne, de ave, de caza, de crustáceos, de pescados o de huevos, y de un almíbar o una crema cuando se trata de un salpicón de frutas.


Ingredientes:


  • 1 Kilo de langostinos crudos (o cocidos, opcional)
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • Tomates cherry rojos y amarillos
  • 1 cebolleta
  • perejil
  • 4 cucharadas de aceite oliva extra
  • 1 cucharada de vinagre de jerez
  • una puntita de mostaza en grano
  • una cucharadita de salsa de tomate
  • una pizca de mahonesa fría
  • Perejil picado y sal





Elaboración:


1. Pelamos los langostinos (las cabezas se pueden guardar y congelar para hacer fumé) y retiramos el intestino que atraviesan las colas con ayuda de un cuchillo.

2. Salpimentamos las colas y las salteamos en una pizca de aceite, si hemos decidido la opción de hacerlas crudas, si no cocer las colas en agua y sal pero no quedan tan suculentas. Las reservar en un bol.






3. Picamos la cebolleta y los pimientos en trozos pequeños y en la misma sartén que hemos salteamos las colas de langostinos, damos unas vueltas a las verduras con una pizca de aceite y sal. No las cocinamos es cuestión de 30-60 segundos depende de la cantidad de verdura. Las añadimos al bol de las colas.

4. Lavamos los tomates y cortamos al medio, añadimos al bol con las colas, las cebolletas y los pimientos.

5. Ahora hacemos la vinagreta para aliñar el Salpicón para ello en un bol añadimos la salsa de tomate, la mostaza, la mahonesa, el perejil, sal, el aceite y el vinagre. Probamos por si hay que rectificar de sal y dejamos enfriar en la nevera.









Leer más...

Recetas de Navidad 2016

1 comentarios

Aunque parezca imposible, uno puede pasar estas fechas de navidad gastando lo justo y preparando un menú sensacional. Un menú navideño anticrisis se elabora con deseo e ilusión, planificando los menús con suficiente antelación, comparando los precios en los distintos establecimientos, comprando productos de temporada, pagando en efectivo y ciñéndonos a un presupuesto.

No dejes todo para el final, tampoco es la mejor idea cocinar el mismo día de la cena de Nochebuena o el de Navidad, ni hacer experimentos de última hora. La carne, el marisco y el pescado se pueden congelar para que permanezcan intactos hasta que lleguen las fiestas. En una palabra, lo ideal sería comenzar desde hoy mismo a pensar y a planificar los menús, os dejo algunas sugerencias.





Pan sorpresa o Pufs de pan
Patatas Hasselback (guarnición)
Patatas a la importancia (receta económica)



Leer más...

Marquesitas o Marquesas, recetas de Navidad

3 comentarios

Las marquesas, típico dulce navideño, son bizcochitos tiernos y esponjosos formados a base de almendras molidas, ralladura de limón, azúcar, huevo entero y harina y se decoran con una capa de azúcar glas espolvoreado. Hace tiempo que quería hacerlas porque me encantan y también porque me recuerdan a mi madre que siempre los compraba por navidad, pero no encontraba su característico molde cuadrado y el otro día en una tienda de chinos, los encontré.




El origen de las marquesas, se sitúa en el primer cuarto del siglo XX, en Sonseca, (Toledo) popular por sus excelentes confiterías. Las marquesas fueron creadas por el confitero Hipólito Juanes de la Cruz en el año 1924, y comercializado por su confitería, donde rápidamente tuvo un gran éxito y se extendió entre el resto de confiterías. En la actualidad, las pastas marquesas forman parte del surtido navideño de casi todas las marcas de dulces, como los mantecados o las figuritas de mazapán.





Ingredientes:
  • 250 gr. azúcar 
  • 4 huevos grandes
  • 250 gr. almendra molida cruda
  • 40 gr. harina
  • 40 gr. maicena 
  • ralladura de medio limón
  • 1 cucharadita de levadura en polvo de repostería
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Azúcar glas para decorara las marquesas

Si no queremos tomar gluten, podemos sustituir la harina por más maicena.





Elaboración:


1. Batir los huevos con el azúcar hasta que espume con batidora de varillas.
2. En otro cuenco aparte mezclar la almendra molida, la maicena,la  harina, la ralladura, la levadura y la sal, añadir esta mezcla a la del huevo batido con azúcar, mezclar bien, en esta ocasión no hace falta batidora, con una lengua será suficiente.
3. Queda una mezcla bastante espesa, la introducimos en una manga o en su defecto, en una bolsa de las que se utilizan para congelar y la usamos como manga, cortando un pico para verter en los moldes.
4. Rellenamos la mezcla en los moldes sin llegar hasta arriba unos 3/4 del molde y con el horno precalentado a 180º horneamos 12-15 min. la superficie tiene que estar levemente dorada, algunas puede que se agrieten.


5. Sacamos del horno y reposamos sobre una rejilla y dejamos enfriar, espolvoreamos con azúcar glas.
6. Para conservarlas varios días (si llegan) las guardamos en una lata de galletas o en algún envase hermético.





Leer más...

miércoles

Ensalada de granos de espelta, tomates cherry y queso de cabra

2 comentarios

La espelta o cereal mágico es uno de los granos denominados antiguos que se ha convertido en tendencia alimentaria por sus múltiples beneficios. Desde un punto de vista nutricional, es un cereal sumamente rico en proteínas, minerales (como el fósforo, hierro y magnesio) y vitaminas (especialmente vitaminas del grupo B, vitamina E y betacarotenos), contiene mucha fibra, poca grasa y un gluten mucho más fácil de digerir que el del trigo, además de provocar menos alergias.






El origen de la espelta se sitúa en Mesopotamia extendiéndose hacia oriente en poco tiempo, constituía el cereal con el que elaboraban el pan para las clases más pudientes, quedando el pan de centeno destinado para las gentes más pobres, es uno de los primeros granos domesticados que no ha cambiado desde los tiempos bíblicos, algo poco habitual de encontrar en estos días. 
Se cultiva desde hace 7.000 años y su popularidad se mantuvo muy extendida especialmente en Europa del Este hasta finales del siglo XIX que cayó en el olvido debido entre otras cosas a su pequeño tamaño, a lo difícil que es su panificación y a la mecanización agrícola pero ha vuelto a las despensas con mucha fuerza.





Se usa para la preparación de panes, cervezas, vodkas, potajes, albóndigas vegetarianas, cereales para desayuno, barritas energéticas, magdalenas, panqueques, galletas etc. y una vez cocido, tiene el mismo aspecto que el arroz y sabe un poco a nuez.



Ingredientes:

  • 250 gr. de granos de espelta
  • 10 Tomates cherry
  • un puñado de rúcula
  • queso de cabra desmenuzado
  • 1/2 Cebolla roja

Al ser una ensalada, los ingredientes son opcionales podéis poner lo que más os guste.

Para la vinagreta:



  • Aceite
  • Vinagre
  • Sal


El aliño más usual es la vinagreta, compuesta básicamente por cuatro partes de aceite por cada una de vinagre (tres partes de aceite si el vinagre es muy suave) y sal, emulsionados con las varillas.
Si queremos aliñar igualmente con sal, vinagre y aceite, es precisamente éste el orden que debemos seguir para que la sal y el vinagre penetren en los alimentos, dándoles sabor, antes de que el aceite los cubra.
En cuanto a las cantidades, aunque esto varía en función de los gustos personales, podemos tomar como referencia el dicho que afirma que “para aliñar bien una ensalada es necesario alguien prudente para la sal, generoso para el aceite y tacaño para el vinagre”.






Elaboración:

1. Los cereales en grano hay que lavarlos previamente y después cocerlos, la espelta en grano es necesario dejarlo en remojo la noche anterior. 

2. Después, cocer 1 vaso de espelta con 4 vasos de agua o caldo vegetal y sal al gusto durante 1 hora.


3. Una vez frío escurrir y mezclamos con el resto de los ingredientes, la cebolla cortada en aros, el queso desmenuzado y los cherrys partidos por la mitad, aliñamos.





Leer más...