26 junio 2015

Pufs de pan o Pan sorpresa

2 comentarios

Esta receta de Richard Bertinet dentro de su libro Panes es como bien dice, una variante a la clásica ensalada con picatostes, en este caso es el pan el que alberga la ensalada aunque podemos rellenarlos con cualquier variedad de ensalada o ingredientes, es conveniente que no se aliñe o lleve líquidos ya que nuestro Puf se humedecerían y no quedaría crujientes. Así que lo más acertado es servir la salsa aparte.

De todas formas y sea cual sea el relleno, os aseguramos que la reacción es de sorpresa. La masa es una masa básica de pan blanco, sencilla de elaborar, con estas cantidades pueden salir unos 18-20 Pufs, pero si es la primera vez que realizamos la receta, tal vez se rompa algún puf debido a su fragilidad pero seguro que al menos unos 10 pufs (la mitad para ser optimistas) nos salen perfectos.






Richard Bertinet nos aconseja que los que se rompan, no los tiremos (ya sabéis en la cocina no se tira nada) y los utilicemos como crujientes (croûton) para otras preparaciones o ensaladas añadidos por encima. Estos pufs son ideales para una ensalada Cesar por ejemplo, el propio puf nos serviría de croûtons pero hoy he preferido poner unos canónigos, berros, cherrys y huevos cocidos de codorniz que tenía por casa, cualquier ensaladaensaladilla o incluso pasta nos valdría.


Ingredientes para los Pufs:


500 gr. de harina de fuerza
10 gr.de levadura fresca
350 gr. de agua
10 gr.de sal






Elaboración:



1- Empezamos añadiendo los ingredientes en un bol, la harina , la levadura que deshacemos frotando con las manos, la sal y por último el agua, amasamos dentro del bol hasta que se unan bien todos los ingredientes, aprox.2-3 min.

2- Pasamos la masa a la mesa de trabajo para seguir amasando, tenemos que intentar no caer en la tentación de añadir más harina aunque notemos una masa pegajosa y húmeda que se nos pega a las manos, seguimos amasando y poco a poco la masa cada vez será más manejable, seguimos amasando unos 6-8 minutos hasta tener una masa lisa y manejable.






3- Tapamos la masa con un paño húmedo y dejamos fermentar en un sitio cálido y apartado de las corrientes de aire, aprox. fermentar unos 35-40 min. no llega a doblar el volumen pero casi.

4- Con nuestra masa fermentada, la volcamos en la mesa de trabajo. Dividimos la masa en porciones de unos 40 gr.cada una, formamos una bola con cada porción y vamos reservando debajo de un paño, cuando tengamos todas las porciones, dejamos reposar las bolas durante 5 min.

5-Enharinar la superficie de trabajo ligeramente con harina, extendemos cada porción de masa con el rodillo formando un disco que iremos dando vueltas para que no se nos pegue en la mesa de trabajo hasta que esté bien fina, unos 1-2 mm de grosor.





6- Con el horno precalentado a 230-240º (no todos los hornos pueden alcanzar esta temperatura) dejamos dentro una bandeja de horno que hemos dado la vuelta y nos servirá de piedra de hornear en el caso que no la tengamos, bajamos el horno a 220º y horneamos los pufs según los vayamos haciendo, dependerán del tamaño del horno para hornear 1 o 2 a la vez, hornear unos 3-4 min. crecerán enseguida y estarán listos cuando la superficie tengan un color marrón dorado.

7- Retiramos con mucho cuidado cada puf y dejamos enfriar sobre una rejilla, cuidado son muy frágiles y se rompen con facilidad, seguramente no lleguen enteras todas hasta el final del proceso, pero no pasa nada las podemos utilizar como bien dice Richard para picatostes en otras preparaciones, se pueden conservar varios días en algún recipiente hermético, nunca en una bolsa de plástico ya que se reblandecen.





Para servir



Cuando vayamos a servir nuestros pufs en el último momento pincelamos con agua un pequeño círculo en la base para ablandar la corteza y cortamos con un cuchillo afilado, con cuidado para que no se nos rompan, introducimos los ingredientes que tenemos preparados y colocamos en el plato con la base hacia abajo.

Nuestros comensales romperán la parte superior con un pequeño golpe de cuchara y aparecerá nuestra ensalada o preparación con la que hemos rellenado nuestros pufs.

¡La sorpresa está asegurada!.





Leer más...

19 junio 2015

Receta de granizado de limón casero

3 comentarios

El granizado es una bebida helada y posiblemente la forma más antigua de comer un postre helado. Es una bebida a base de hielo muy picado tipo nieve combinado con zumo de frutas o siropes para darle sabor y color, esto hace al granizado distinto, único y un postre muy económico. Con esta receta podemos hacer granizado o limonada, el granizado lo congelamos y la limonada simplemente la guardamos en el frigorífico bien frio.






En muchas ocasiones se confunde con el sorbete, la mayor diferencia entre el granizado, el sorbete y el helado, es su composición e ingredientes:


El helado, se basa en la utilización de lácteos, huevo y azúcar, combinados entre sí y con una gran variedad de ingredientes. El truco de un buen helado es evitar la formación de cristales de hielo, lo que se evitará si se remueve constantemente durante el proceso de congelado.

El sorbete, (link) singrediente principal es la fruta y se diferencia principalmente del helado en que no contiene ingredientes o materias grasas ni yema de huevo, aunque en muchos casos lleva claras a punto de nieve.Todos los ingredientes se baten y llevan a congelar, batiéndola de vez en cuando para que adquiera una textra suave.

El granizado, se considera el pariente pobre de los postres fríos por su composición, tan solo 3 ingredientes, que os contamos a continuación.

Esta es una receta totalmente manual, sin cocciones y sin hielo. El hielo es el mismo que produce el granizado al congelarse.


Ingredientes para el granizado:

  • Limones
  • Azúcar
  • Agua
  • unas gotas de Pedro Ximenez (opcional)







Elaboración:


1. Empezamos pelando los limones, intentando no cortar la parte blanca, ponemos las cáscaras en una jarra con el azúcar, dejamos que macere y sude la cascara, notaremos que el azúcar al sudar se hace liquido.






2. Mientras vamos haciendo el zumo de limón y se lo añadiremos al bol donde tenemos la cascara reservada.

3. Dejamos que macere todo junto, las cascaras, el azúcar y el zumo de limón aprox.50-60 min.dependerá de la cantidad y del tiempo que tengamos.

4. Lo colamos y si hemos decidido añadir unas gotas de pedro ximenez, es el momento, el motivo es porque nos ayudara a que no se congele y se quede como un bloque de hielo y le aporta algo de sabor y un poco de color a nuestro granizado, podemos perfectamente hacerlo sin ello, sobre todo si hay niños.

5.Y por último, añadimos el agua y metemos en un tuper o en una jarra alta al congelador, le sacaremos de vez en cuando y moveremos con las varillas hasta ir rompiendo los trozos de hielo grandes que se hayan formado y así, hasta tener nuestro granizado con un hielo fino.

Listo para servir bien frío, si cuando lo servimos se va deshaciendo no hay problema lo volvemos a meter en el congelador y seguimos la misma operación, si se nos ha quedado hecho un bloque de hielo, tampoco hay problema con algún utensilio removemos.



Leer más...

12 junio 2015

Cómo preparar manzanas asadas al horno

4 comentarios
¡Odio ponerme a dieta, con lo que me gustan los dulces! Hoy buscando una alternativa saludable a los postres azucarados, vi que las manzanas asadas son una excelente opción pues apenas aportan 105 calorías si decides no poner azúcar. 

Pero como es el primer día de dieta, las he asado al estilo tradicional con todos sus ingredientes (170 calorías) y la verdad que cuando las hago en casa, siempre triunfan. Las recetas de manzanas asadas son infinitas y los ingredientes que podemos aportar son múltiples pero he querido hacer una receta clásica y sencilla para disfrutar sin engordar.






Ingredientes:



  • 4 manzanas de la variedad que prefieras (usé reinetas)
  • 4 c/c de azúcar moreno (o sirope de arce)
  • 2 c/c de canela
  • 4 c/c de cualquier licor o vino dulce (usé Dambruie)
  • 2 ramas de canela (opcional si te gusta mucho la canela)



Elaboración:



1. Lavar bien las manzanas y con ayuda de un descorazonador o un cuchillo afilado retirar el corazón y las semillas, dejando la base para poder rellenar la manzana.
2. Precalentar el horno a 200ºC. Elegir una fuente refractaria y colocar encima las manzanas, dejando un poco de separación entre ellas.
3. En un bol, mezclar el azúcar moreno, el  dambruie y la canela. Rellenar los huecos de las manzanas con esta mezcla y ponemos la rama de canela dentro.
4. Hornear durante 20 minutos a 200ºC. Hay que estar pendiente pues dependerá de la variedad de la manzana que elijamos y del horno pero no queremos que se deshagan. Cuando queden 5 minutos, podemos abrir el horno y espolvorear un poco de azúcar por encima para que se caramelice en la parte superior (opcional). Sacar, dejar enfriar, ¡Y a gozar!


Así que ya sabéis, si os da por comeros un bizcocho, un trozo de tartaunas galletas o cualquier postre cargado de azúcares, seguro que tenéis a mano una o dos manzanas en el frutero que podréis aprovechar en el momento y en un pis-pas, te quitas el mono de tomar algo dulce asando unas manzanas. 



Leer más...

05 junio 2015

De paseo por Chelsea Market (NYC)

3 comentarios




En una de mis visitas a Nueva York, me incliné por ir a dar un paseo por High Line para llegar hasta Chelsea Market (High Line es un parque urbano elevado, construido en 2009 sobre una antigua línea de ferrocarril, tiene más de 2 kilómetros de longitud y recorre desde Gansevoort Street hasta la calle 34 de la parte oeste de Nueva York ) es una caminata muy agradable donde concurren todo tipo de eventos, desde clases de Yoga a clases de astronomía, todas las actividades son gratuitas, os recomiendo hacer el recorrido por la mañana para finalizar en Chelsea Market a comer.





Saliendo de High Line y de camino al mercado, me topé con un Le pain y aproveché  para tomar un café y desperjarme un poco.






Chelsea Market es un mercado de barrio urbano situado en una antigua fábrica de sinuosos pasillos de ladrillos visto con un original toque industrial, recorrer sus pasillos, es un placer para los amantes del buen comer y beber. Es el "paraíso de los gourmets".






Todos los negocios ofrecen mercaderías de excelente calidad. Se ha hecho famoso por este mismo motivo. Puedes ir a comprar comida para llevar, ir de tiendas pero sobre todo, es un lugar idóneo para ir a comer a medio día (lunch) aunque los fines de semana se pone a tope. Se ha convertido en tan sólo quince años en uno de los mercados interiores más grandes del mundo, con más de treinta tiendas, la oferta es muy variada. La lista de todos los comercios los puedes encontrar en su página oficial:


www.chelseamarket.com/index.php/Shops


Abarcan diferentes ramos como: Panadería, frutería, carnicerías, marisquerías, floristerias, adornos para el hogar, telas, prendas para vestir, etc. a continuación os pongo algunos de los comercios.





LAS TIENDAS



Hale & Hearty Soups, Buddakan, Morimoto, Posman Books, Chelsea Market Baskets, Manhattan Fruit Exchange, Chelsea Wine Vault, Eleni’s New York, Ruthy’s, Ninth Street Espresso, The Cleaver Co./The Green Table, Anthropologie, Friedman’s Lunch, Chelsea Thai, Bowery Kitchen Supply, Sarabeth’s Kitchen, Jacques Torres Chocolatier, The Filling Station, The Nut Box, Lucy’s Whey, One Lucky Duck, Tacombi, Bar Suzette, Tuck Shop, Gramercy Flowers, Dickson’s Farmstand Meats, Posman Books, The Tippler.

El edificio actualmente alberga (además del mercado) las oficinas de varias empresas como Google, canales de televisión como Oxygen Network, Food network, MLB.com, EMI Music Publishing, y New York City Local.





RESTAURANTES



HISTORIA


Su historia data de siglos atrás cuando los indios Algonquinos asientan sus cultivos en el río Hudson, el mismo lugar donde los carniceros del siglo XIX refrescaban su producto para vendérselo a los pasajeros de los trenes que por allí pasaban. Lo que dio paso a que la compañía NABISCO, National Biscuit Company estableciera su fábrica allí en 1890 (ahora es el edificio que da vida a este mercado) para aprovechar la manteca de los carniceros en sus productos.

Allá por 1912 esta vieja fábrica, crea la conocida galleta Oreo y ya en 1997 se convierte en el punto de referencia para las panaderías de casi todo el mundo. A pesar del tiempo se ha conseguido mantener la esencia culinaria que caracteriza a este edificio, hoy las mejores panaderías de Nueva York se encuentran allí, entre ellas  Amy’s Bread: el lugar perfecto para un desayuno o para merendar.





PLANAZOS


 TheLobster Place: es uno de los mejores planes para comer un excelente marisco fresco o sushi a buen precio.

 L’Artedel Gelato:  si te gustan los helados italianos caseros. 

 FatWitch Bakery: es una deliciosa panadería que vende un excelente pan y los mejores brownies de Nueva York.

 RonnybrookFarm Dairy: es un verdadero Milk Bar con deliciosos helados y batidos 100% orgánicos. Hacen yogures, mantequilla, leche fresca.

 BuonItalia: es una tienda donde pueden comprar productos como si estuvieran en Italia. 






HORARIO


Chelsea Market abre todos los días de las 7h a las 21h excepto el Domingo que abre de las 8h a las 20h.



LOCALIZACIÓN


Está entre Chelsea y Meatpacking District.
Exactamente, está entre la calle 15 y la calle 16, y va de la calla 9 hasta la calle 11.
Dirección: 75 9th Avenue, New York, NY 10011
Sitio internet: http://chelseamarket.com/


REDES SOCIALES





MAPA







De vuelta al hotel y a 20 minutos andando de Chelsea Market se encuentra Unión square (es una histórica plaza en Manhattan) y un lugar habitual de reunión de gente joven, artistas, etc. Donde podemos encontrar un mercado al aire libre de productos naturales, es Green Market, donde tienes un magnífico entorno donde relajarte y comprar productos ecológicos, me encanta comprar tomates allí. Suelen abrir los lunes, miércoles, viernes y sábados, el horario os lo dejo aquí. 


También para los amantes de los utensilios de cocina os recomiendo la tienda bedbathandbeyond hay varias repartidas por distintos distritos de New York.




La oferta gastronómica es interminable, en otro post más adelante, os iré contando más recovecos de la gran manzana.



Leer más...

29 mayo 2015

Cómo hacer una vinagreta clásica

3 comentarios

La vinagreta es una salsa emulsionada que contiene como ingrediente principal cualquier líquido ácido como el vinagre (aunque a veces se pone zumo de limón o de naranja en su lugar) y se acompaña mediante una mezcla de un medio graso como puede ser un aceite o una nata agriamayonesa o yogur natural. Se emplea generalmente como acompañamiento y aliño de diferentes platos: como carnespescadosmariscosverduras, etc. 

Hoy os voy a enseñar a hacer una vinagreta clásica, la que suelo hacer en casa habitualmente aunque tiene multitud de variantes, podemos poner o quitar ingredientes según nos convenga, hay quien no añade tomates y otros que añaden huevo cocido, pimienta, mostaza de Dijon, o miel, especias, hierbas aromáticas, en esta ocasión, he hecho la clásica pero con tomate, ideal para acompañar unos mejillones o unos espárragos a la vinagreta.





Ingredientes:


  • Cebolla
  • Pimiento verde
  • Pimiento rojo
  • Aceite
  • Vinagre
  • Sal
  • Tomates


Elaboración:


1. Cortamos las verduras en brunoise fina y las reservamos en un bol.





2. Añadimos el aceite, el vinagre y la sal y batimos hasta integrar bien todos los ingredientes.





3.Añadimos por encima del ingrediente que hayamos elegido.



Leer más...

19 mayo 2015

Pan de espelta y suero de mantequilla

3 comentarios

El pan de espelta o escanda tiene un delicioso sabor a nuez y menos gluten que las harinas de trigo tradicionales, así en esta ocasión, como tenía una buena cantidad de suero que me sobró de hacer mantequilla pensé en usarlo para hacer pan. El resultado fue  mejor de lo esperado, resulto ser un pan con miga tupida pero muy esponjosa y corteza dura, tostada y crujiente, con un sabor y un aroma que recordaba especialmente a pueblo, un pan con un sabor increíblemente natural.





Es difícil cuando haces pan poner con exactitud la cantidad de líquidos, en este pan al final, la hidratación fue de un 75% pero puede ser que vuestra harina solo necesite un 70% o tal vez más, eso lo controlareis según vais amasando y  vaya absorbiendo el líquido la masa. También podéis cambiar el tipo de harina y en lugar de espelta utilizar todo trigo o trigo integral, eso va a gustos pero en todos los casos, el líquido siempre será orientativo.



Ingredientes:


  • 300 gr.de harina de espelta 
  • 200 gr.de harina de fuerza de trigo
  • 300 gr. de suero de mantequilla
  • 75 gr.de agua (siempre dependerá de la harina)
  • 10 gr. levadura
  • 10 gr. sal



Suero de mantequilla




Elaboración:



1. En el bol de la amasadora ponemos las harinas, la sal, la levadura y empezamos a remover con la batidora a poca velocidad y vamos añadiendo los líquidos poco a poco, empecé con el suero de leche añadiéndole en hilo y dejando que vaya absorbiendo, dejamos que absorba todo el suero y si es necesario (en mi caso si lo fue la harina absorbió todo y necesite añadir un poco mas de agua)

2. Amasamos unos 10-15 minutos hasta que los ingredientes estén totalmente integrados y el gluten desarrollado, volcamos en la mesa y vemos que tenemos una masa que no es nada pegajosa al contrario una masa manejable, brillante, lisa y de fácil manejo.

3. El peso total de la masa serán unos 900gr. aprox. ahora tenemos que decidir si hacemos un gran pan o lo dividimos, en mi caso hice una barra de 250 gr. y el resto un pan solo, una vez dividida la masa lo deje fermentar en bola, quiere decir hacemos una bola con cada pieza y dejamos fermentar hasta casi doblar su volumen, como tenía buena temperatura, unos 22-24º en 2 horas ya lo tenía listo, pero este tiempo es orientativo, siempre dependerá de la temperatura que tengáis en casa en ese momento.






4.Pasado este tiempo llega el momento de formar nuestro pan, boleamos la masa y le damos la forma que deseemos, hogaza, barra.

Dejamos fermentar de nuevo hasta que casi llegue a doblar volumen, cuidado que no llegue a doblar.

5.Con el horno precalentado a 230º y con una bandeja dentro para que este caliente, greñamos el pan como mas nos guste e introducimos en el horno en la bandeja que ya tenemos dentro, inmediatamente tenemos que añadir vapor.

Si no tenemos piedras volcánicas dentro del horno, que humedecemos cuando metemos el pan, podemos crear nuestro propio vapor con un pulverizador relleno de agua y enfocando el agua hacia el suelo del horno y cerrando el horno con rapidez, repetimos esta acción unas 3 veces con espacio de 1-2 minutos cada vez, pero con rapidez en la apertura y cierre del horno, si no, nuestro pan no subirá como debiera.

6. Horneamos con esa temperatura de 230º unos 20-25 min. (ya sabéis que cada horno es un mundo) pasado este tiempo, bajamos la temperatura a 200º y dejamos aprox. otros 30-35 minutos más.

Dejar enfriar el pan sobre una rejilla. Y a disfrutar...


 



Leer más...

11 mayo 2015

Cómo hacer mantequilla casera paso a paso fácilmente en minutos

3 comentarios
Es tan simple que todo el mundo debería hacer mantequilla casera al menos una vez, sabe mejor que la mantequilla industrial, es más sana, tardas solo 20 minutos y lo mejor, puedes hacer decenas de sabores. En este vídeo podemos ver cómo hacer mantequilla artesanal a partir de leche pero tener a mano leche recién ordeñada es muy complicado así que la mejor opción, es comprar nata para montar, con un porcentaje de materia grasa elevado, alrededor de un 38% M.G.





Si sueles montar nata para hacer postres tal vez habrás sufrido el sobre batido de la nata, es decir que la habrás batido más de la cuenta lo que provoca la separación de la grasa del resto de los componentes y repentinamente, aparece una nata cortada que en muchos casos habrás desechado por no saber que de ahí, se extrae la mantequilla y un líquido o suero. El suero resultante en realidad no es ácido, ni contiene fermentos activos y, por tanto, no puede considerarse buttermilk pero os recomiendo que lo guardéis ya que podemos utilizarlo en multitud de recetas para dar sabor al pan o en recetas de repostería como scones, bizcochos, gofres, magdalenas, etc.


El paso a paso:

Es sencillo solo necesitas un recipiente hondo, las varillas eléctricas y la nata para montar bien fría.



Batimos la nata hasta que obtengamos nata montada...




Si continuamos batiendo, veremos que cada vez la nata montada se espesa más hasta que....




Parece que se corte la nata y vemos que se van uniendo en gránulos gruesos mientras el líquido se va quedando en el fondo del recipiente y al mismo tiempo, cambia de color de blanco a amarillo. Seguimos batiendo...




Aquí ya vemos que el líquido se va quedando en el fondo del recipiente, en esta fase poner un paño alrededor del recipiente para que no salpique el suero..... Seguimos batiendo y repentinamente y casi por arte de birlibirloque a los pocos minutos, aparece una bola de mantequilla pegada a las varillas y el suero que se separa, aparece en el fondo del recipiente.




Es el momento de tomar con las manos la mantequilla separándola de las varillas para amasarla, unirla y escurrir el suero. 



Por último, lavamos la mantequilla bajo el grifo o en un bol con agua para retirar el suero que haya en la superficie y finalmente, se pasa la mantequilla casera al recipiente en el que la queramos guardar, dándole forma y reservándola en el frigorífico hasta su uso.

En la siguiente foto podeis ver el suero restante después de escurrir la mantequilla, os recomiendo de nuevo que lo guardéis, dará un sabor y un aroma a mantequilla a vuestra repostería excepcional.



Curiosamente cuando estaba finalizando esta entrada dándole vueltas a las natas y a los sueros, veo que en un blog amigo Chocolatísimo, acaba de editar una entrada precisamente sobre Double cream, crema doble, Whipping Cream, nata para montar, Single Cream, Creme fraiche, Buttermilk, leche evaporada…Qué son y diferencias entre todas las natas...una entrada interesantísima para los más novatos en la materia.



Para elaborar la mantequilla de sabores, simplemente antes de que termine de hacerse añadimos el ingrediente que deseemos y seguimos batiendo. Una vez preparada la mezcla la introducimos en un recipiente apretando para que quede bien firme o bien la enrollaremos sobre el papel de film sellando los laterales, como si fuera un caramelo para seguidamente introducirla en el frigorífico hasta que vuelva a endurecer de nuevo. También podemos añadir simplemente azúcar o sal para hacer una mantequilla salada. Os dejo otros ejemplos:

De anchoa : 250 g mantequilla, 5-6 anchoas, cebollino. 
De bonito : Una lata de bonito, mantequilla, pimienta. 
De sardina : Igual que la de bonito pero con las sardinas. 
De hierbas : Mantequilla, perifollo, estragón y cebollino.
 
De vainilla: 125 gr. de mantequilla y 3 vainas de vainilla.

Leer más...

01 mayo 2015

Receta fácil de papas arrugadas con mojo picón Canario

3 comentarios

Tenía esta receta como otras tantas aparcada hace ya un tiempo, exactamente desde que edité la entrada del mercado de la Recova, donde tuve el placer de comprar papas de Canarias...aunque podemos sustituir las papas de Canarias por patatas pequeñas en esta receta, siento decir, que el plato ni sabe igual ni tiene tanta gracia.

Diréis que me ha dado por los platos picantes ultimamente o muy especiados pero la realidad, es que me ha dado por comer picante y todo lo que se ponga por delante dulce, ácido, amargo, umami, salado así que la operación bikini creo que la voy a posponer un tiempo, lo justo, para que el bikini no me apriete. Comenzamos...






Ingredientes:


  • 1 kilo papas canarias o en su defecto patatas pequeñas
  • Agua para la cocción
  • 1/4 de Kilo de sal


Para el mojo:


  • Pimentón dulce y picante
  • 1o 2 cabezas de ajos (a gusto)
  • 3 Pimientos rojos picantes de Canarias o una guindilla seca
  • Vinagre
  • Cominos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal








Elaboración:


1. Empezamos lavando bien las patatas ya que nos las comeremos con cascara. A continuación ponemos las patatas en una cazuela con agua sin que las cubra con dos puñados de sal marina, ponemos a cocer y dejamos aprox.20 min. El tiempo dependerá de la dureza de la patata, lo mejor es pinchar una con un tenedor para saber si están cocidas.


2. Cuando ya veamos que están cocidas si aún queda agua la escurriremos y volvemos a meter las patatas en la cazuela poniéndolas de nuevo al fuego y moviendo la cazuela para que se sequen y se forme la característica costra de las papas.


3. Para el mojo, pelamos los ajos y les quitamos el corazón interior o bien los escaldamos. Los añadimos a un vaso batidor con la sal, pimentón dulce y picante y tres pimientos rojos picantes limpios y sin semillas), un chorro de aceite y vinagre. Lo batimos bien y le vamos añadiendo aceite hasta que se triplique la cantidad. Luego probamos y rectificamos al gusto.

*Las papas se sirven enteras con el mojo por encima.







Leer más...