Galletas Doble Chocolate Chip caseras






Las galletas doble chocolate con pepitas o Double Chocolate Chip Cookies son irresistibles! Recibes una dosis doble de chocolate y a los niños les encanta. Las galletas con pepitas de chocolate se remontan a 1936 y como friki que soy de la historia de la comida, me encantó la historia de la galleta más popular de Estados Unidos. En 1930, Kenneth y Ruth Wakefield compraron una bonita casa, construida en 1709, en Whitman, Massachusetts. 





Su intención era convertirla en un hostal-restaurante de carretera destinado a acoger a las personas que viajasen de Boston a New Bedford. Su negocio, al que el matrimonio llamó Toll House Inn, fue todo un éxito y, en poco tiempo, lograron que la sabrosa cocina de Ruth se hiciera muy famosa en Estados Unidos. 

La popularidad del restaurante no era sólo debida a sus comidas con un estilo casero su política, consistía en obsequiar a los comensales con una ración extra para que se la llevaran a su casa y una porción de sus galletas para el postre. Muchas celebridades de la época acudieron al restaurante como, el entonces senador de Massachusetts, John F. Kennedy, Bette Davis, Eleanor Roosevelt y leyendas del boxeo, como Rocky Marciano.




Como sucede en algunas ocasiones, el invento de la galleta fue fruto de la casualidad. Un día en 1936, Ruth creó una galleta modificando su receta habitual de galletas de chocolate y nueces llamada Nut Wafers, al no disponer de nueces suficientes en su despensa, agregó trozos de una barra de chocolate semi-dulce de Nestlé, esto es importante - una barra - no chips. Las tabletas de chocolate que usamos hoy en día, ni siquiera existían. Cortó la barra de chocolate en trozos y añadió los trozos a la masa, pensando que las piezas se derretirían cuando la galleta se horneara. Los trozos no se derritieron por completo, pero se suavizaron dando a la galleta una textura más cremosa. El resultado fue llamado Toll House Cookie.




En 1930, Ruth publicó un libro de cocina titulado, Toll-House Tried and True de Ruth Wakefield, el libro pasaría a tener 39 impresiones que atestiguan su popularidad. Su cookie, llamada Toll House Chocolate Crunch Cookie, apareció por primera vez en la edición de 1938. 






No fue hasta la Segunda Guerra Mundial que se convirtieron en un fenómeno nacional. Al parecer, los soldados de Massachusetts compartieron sus galletas con los soldados de otras partes de los EE.UU. y muchos de ellos, escribieron a sus familiares para que les enviasen Toll House Cookies y Ruth Wakefield, tuvo que hacer frente a una avalancha de cartas preguntando por su receta.




Como consecuencia del éxito de estas galletas, la venta de tabletas de chocolate de Nestlé semidulce se disparó. De modo que, Andrew Nestlé, el fabricante de chocolate le propuso un acuerdo a Ruth: Le compró los derechos de las cookies a Ruth por $ 1.00 a cambio de poder imprimir la receta en la envoltura de la tableta de chocolate semidulce, la señora Wakefield a cambio recibiría gratis, durante el resto de su vida, todo el chocolate que pudiera necesitar para elaborar sus cookies.


En 1939, Nestlé, para facilitar la elaboración de la receta, creó los chips de chocolate semi-dulces Nestlé Toll House, que seguían incluyendo la composición para elaborar las galletas. Incluso, en la actualidad, se ha mantenido en el envoltorio la famosa receta de Ruth.


Actualmente puedes encontrar la receta de mil maneras, generaciones de padres e hijos se criaron con ella, en algunas panaderías las elaboran tan grandes que una galleta es suficiente para dos pero las originales eran para tomar de un bocado.

Hoy os dejo dos recetas la versión original y mi versión de las galletas de doble chocolate que sin desmerecer a las de Ruth. ¡Están de muerte!






Ingredientes:

  • 115 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 125 gr. de azúcar
  • 1 huevo grande
  • 30 gr. de cacao en polvo sin azúcar
  • 140 gr. de harina
  • 1 pellizco de sal
  • 1 pellizco de levadura
  • 190 gr. de chips de chocolate





Elaboración:


1. Precalentamos el horno a 175º y preparamos una bandeja con papel antiadherente.

2. Comenzaremos batiendo la mantequilla que la tenemos a punto de pomada junto con el azúcar un par de minutos, cuando tengamos la mezcla bien batida incorporamos el huevo entero.

3. En un recipiente mezclamos el cacao, la harina, la sal y la levadura, y añadimos esta mezcla tamizada a la masa, mezclamos bien hasta que esté todo integrado.

4. Por último incorporamos los chips de chocolate y amasamos.

5. Dejamos enfriar la masa unos 30 min en el frigorífico.

6. Dividimos la masa en porciones de unos 15-18 gr. (yo las peso para que salgan todas del mismo tamaño) y las vamos colocando en la bandeja con un poco de separación entre ellas para que cuando se horneen no se junten.

7. Horneamos unos 13-15 min. dependerá del tamaño de las galletas.




4 comentarios:

  1. Muchas gracias por tu post, me parece una receta muy buena.Bsssss

    ResponderEliminar
  2. A mi también me pareció curiosa la historia cuando la descubrí y tus galletas geniales así de chocolateadas.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y mucha suerte con tu nuevo blog, bs

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario y dedicar un poco de tu tiempo, el blog no sería posible sin tus comentarios.