Bizcocho de limón casero y esponjoso


Una de mis preparaciones preferidas en repostería son unos buenos bizcochitos de limón, son fáciles y rápidos de elaborar, jugosos y se comen muy bien. Les podemos añadir un glaseado si los queremos más dulces. Estos días de frío apetece poner el horno e inundar la casa con su calor y aroma, el olor a limón me recuerda a la infancia. Los bizcochos de limón son un bocado casero nada empalagoso y tiene ese toque refrescante y aromático de este saludable cítrico, son un bocadito perfecto.







Ingredientes:



  • 1 Ralladura de un limón mediano
  • 3 Huevos medianos a temperatura ambiente
  • 250g Azúcar
  • 60g Mantequilla en pomada 
  • 170g Harina de repostería
  • 1 cucharadita y media de levadura en polvo tipo Royal
  • 40g Nata para montar a temperatura ambiente
  • 50g Zumo de limón a temperatura ambiente
 (aprovechar el limón que hemos rallado)


Elaboración:
1. Horno precalentado durante 10 minutos a 175ºC 

2. Empezamos poniendo en un bol, el azúcar, la ralladura de limón y la mantequilla, mezclamos bien hasta que esté todo bien integrado, podemos hacerlo con batidora de ganchos o a mano con una espátula.

3. Añadimos los huevos que tenemos a temperatura ambiente de uno en uno, añadimos el primero y hasta que no esté totalmente integrado no añadimos el siguiente y así con los 3 huevos.

4. Añadimos la nata a temperatura ambiente, es importante, si esta fría se nos puede cortar la masa, mezclamos bien y una vez integrado añadimos el zumo de limón, igual que la nata lo tendremos a temperatura ambiente o templado.

5.Mezclamos la harina con la levadura y tamizamos para añadir a la masa, mezclamos bien hasta que esté todo integrado.

6. Preparamos nuestro molde, yo he usado un molde de mini-magdalenas y también he probado con otro un poco más grande, podéis usar el que más os guste redondo, cuadrado pero el  individual es como mejor queda. Engrasamos el molde con mantequilla derretida con la ayuda de un pincel, espolvoreamos con harina, repartimos bien y quitamos el exceso.

7. Rellenamos con la masa hasta las 3/4 partes del molde para que no se nos salga cuando crezca, horneamos a 175º durante 25-30 min. aprox. podemos hacer la prueba del palillo para ver si está hecho.






Para el glaseado (opcional)

Lo vamos hacer un poco a ojo, en un bol ponemos taza y media de azúcar glas y vamos añadiendo zumo de limón, vamos moviendo con una varilla pequeña o con un tenedor hasta obtener la textura deseada, a mí personalmente no me gusta un costrón de azúcar y la dejo ligera.
Una vez tengamos la textura deseada cogemos el bizcocho por debajo y untamos el bizcocho en la glasa, si chorrea por los lados podemos limpiar con el dedo.

Importante: el bizcocho lo glasearemos una vez este frío, dejamos que el glaseado endurezca, la glasa al día siguiente vemos que se ha difuminado y es porque se ha absorbido, mi consejo es guardarlos en un recipiente hermético y consumir al día siguiente, están mucho más ricos.



3 comentarios:

  1. Qué bizcochitos tan cucos y tan ricos. Se ven tan tiernos que sería imposible estar delante y no llevarte alguno a la boca..y más de uno también!
    Un besote!^^

    ResponderEliminar
  2. La nata tiene que estar montada?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Yolanda, la nata es líquida, tal como viene en el envase, bs

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario y dedicar un poco de tu tiempo, el blog no sería posible sin tus comentarios.