17 mar. 2017

Receta de compota de manzana casera


La compota de manzana es una receta muy fácil de hacer, es un dulce tradicional, saludable, nutritivo y económico. Se puede utilizar en recetas dulces y saladas, como postre o para rellenar tartas, hojaldres, empanadillas o simplemente encima de unas tostadas de desayuno o merienda. También se usa para acompañar carnes de cerdo, pato, caza etc. Es un postre perfecto para personas mayores y niños por su fácil digestión, se puede conservar unos días en la nevera y es ideal para hacer conservas.






Se puede realizar con cualquier tipo de manzana aunque para mí, la manzana perfecta debido a su textura y a que su carne se deshace y se cuece enseguida, es la manzana reineta pero si tenéis en casa manzanas que ya están algo picadas o se van a estropear adelante, es el postre perfecto para aprovecharlas, simplemente ajustamos el azúcar pues no todas las manzanas son igual de dulces.


Ingredientes:


  • 3 manzanas reineta
  • 50 gr. de azúcar (opcional más dulce, mas cantidad)
  • 150 ml de agua
  • 1 ramas de canela 
  • 1 cucharada de zumo de limón





Elaboración:


1. En un cazo ponemos el agua y el azúcar al fuego para que se disuelva, movemos y cuando veamos que el azúcar se ha disuelto en el agua, añadimos las manzanas peladas y cortadas en trozos no muy grandes, el zumo del limón y la rama de canela.

2. Removemos los ingredientes y dejamos que cueza, al principio hasta que empiece a cocer pondremos a fuego más fuerte y una vez empieza a cocer, bajamos a fuego lento.

3. Durante la cocción removemos de vez en cuando, sobre todo para que no se agarre al cazo y también podemos ir rompiendo las manzanas un poco con la misma cuchara según vamos moviendo así cuando este, ni hará falta aplastarla ni triturarla pero como todo, va a gustos y de cómo te guste la textura final y sobre todo, para el uso que queramos darle.






4. Dejamos que cueza aprox. 20-25 min. dependerá del tipo de manzana y de la cantidad de compota que hagamos. Si durante la cocción veis que se queda muy seca o sin líquido, se puede añadir agua.

5. Probar como esta de azúcar por si os gusta más dulce, una vez pasado el tiempo y ya este cocida, introducimos en botes de cristal y dejamos enfriar, cuando esté totalmente fría tapamos y al frigorífico.

La compota se puede comer templada o fría, esta igual de buena de ambas maneras.



2 comentarios:

  1. Anónimo15:16

    Yo hago mucha compota con las manzanas de casa. En recetas saladas, como bien dices, es un fantástico acompañamiento. A mí con un magret de pato me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo15:18

    Estos dulces de toda la vida siguen resultando igual de apetecibles.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario y dedicar un poco de tu tiempo, el blog no sería posible sin tus comentarios.