31 may. 2017

Cómo hacer granola casera crujiente


La granola es un desayuno sano y lleno de nutrientes, se prepara fácilmente cociendo en el horno la mezcla de avena, frutos secos, especias y endulzantes hasta que la avena se pone crujiente. Los frutos secos suelen ponerse al final para que no se resequen. Los aderezos de coco, semillas, frutos secos y especias los podéis modificar a voluntad. Independientemente de los ingredientes que elijas, debes siempre intentar utilizar aquellos cuyas propiedades más beneficios puedan aportar al cuerpo y que sean lo más naturales posible.

La base de la granola es la avena y por eso, es el único ingrediente que no puedes cambiar. Por lo demás, la regla es siempre seis partes secas por una líquida. Los ingredientes secos, además de la avena, serán los frutos secos, nueces y semillas. La parte líquida será la que unirá la mezcla formando los bultos y endulzará tu granola casera.
Una buena granola casera es una deliciosa alternativa a los cereales industriales del desayuno, que seguramente muchos consumís. Si la hacemos en casa será más saludable y a nuestro gusto. Y podemos graduar el contenido de azúcares según creamos conveniente.






Ingredientes:


  • 200 g de copos de avena
  • 50 g de almendras (enteras, bastones, en laminas..)
  • 50 g de nueces partidas (avellanas,anacardos...)
  • 30 g de cada de semillas pipas de girasol, de calabaza, sésamo
  • 30 g de coco en laminas
  • 1/2 cdta. de canela molida o vainilla
  • 1/2 cdta. de sal
  •    2 cda. de aceite de girasol o de coco
  • 150 ml de miel
  • Un buen puñado de frutas deshidratadas o también pueden ser pasas, orejones o frutas frescas eso a gusto, también podéis añadir cualquier fruto seco que os apetezca, si os gusta mas dulce también podéis añadir algo de azúcar moreno o sirope de arce, yo la hago solo con miel y para mi es suficiente dulce.





Elaboración:


1. Empezamos mezclando en un bol grande, todos los ingredientes secos, junto con la canela y la sal.

2. En otro bol mezclamos la miel junto con el aceite, para poder mezclar mejor os recomiendo templar un poco la miel en el microondas, así se fusionarán mejor los ingredientes.

3. Precalentamos el horno, en una bandeja de horno forrada con papel extendemos la mezcla
de los ingredientes secos, añadimos por encima la mezcla de miel y aceite. 

4. Removemos bien la mezcla, yo suelo ponerme unos guantes y lo hago con las manos para que se integre todo bien, extendemos bien haciendo una capa lo más fina posible.

5. Introducimos en el horno precalentado a 160-165º y horneamos unos 30-40 min. Siempre dependerá del horno, la granola estará hecha cuando veamos que adquiere un tono dorado y uniforme, para ello, sacaremos cada 10-15 min. y removemos para que se tueste por todos los lados.

6. Una vez tostada, sacamos del horno y dejaremos que se enfrié, cuando este templada sin que llegue a enfriar del todo, removeremos bien para evitar que se hagan costras grandes y nos quede suelta, tiene que quedar crujiente.

7. Cuando este fría del todo, podemos incorporar las frutas deshidratadas que deseamos e incluso pepitas de chocolate para que sea más atractiva para los peques, volvemos a remover bien.


Cuando ya la tengamos fría del todo, guardamos en un recipiente hermético y nos aguanta durante varias semanas.







Os dejo un vídeo de la elaboración de la granola en inglés:



3 comentarios:

  1. Nos pirra la granola! Qué cosa tan rica!
    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
  2. Pues casera, está mucho mejor bss

    ResponderEliminar
  3. Anónimo19:07

    Me chifla la granola, gracias por la receta!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario y dedicar un poco de tu tiempo, el blog no sería posible sin tus comentarios.