26 abr. 2017

Salteado de brócoli y gambones al Wok 鑊


Me encantan los platos de Wok porque son rápidos, ligeros y muy saludables. Esta receta es sencilla, con pocos ingredientes y se hace en un pis-pas. La manera asiática de cocinar las verduras es, para mi gusto, perfecta. Dejar las verduras poco hechas, crujientes y con todo su color es una buena señal y apenas pierden nutrientes para conseguir este resultado, tiene que estar  en el fuego alto y con poco aceite y remover mucho los ingredientes que está salteando.





El “stir frying” (saltear los ingredientes en un poco de aceite en un recipiente muy caliente)  es un método al cual los chinos  llaman el Chao o Chow que se prepara con Wok. El wok ha de comenzar a utilizarse cuando ya está muy caliente. En ese momento se le añade el aceite y se mueve para que bañe toda la superficie. 

El cocinado es muy rápido, por lo que es fundamental tener todos los ingredientes ya preparados: verduras lavadas y cortadas en tiras, las gambas peladas... Todo se debe cortar en trozos pequeños y del mismo tamaño para que los alimentos no se quemen por fuera antes de hacerse por dentro.
El tipo de aceite utilizado es también crucial. El aceite de cacahuete (maní) es sin duda, uno de los mejores aceites para usar con el Wok, pero por supuesto puede utilizar cualquier otro. Cuando el aceite es agradable y caliente (no crea humo). Los recomendados son: el aceite de cacahuete, de maíz y de soja. Otros tipos de aceites, como el aceite de oliva y el de sésamo no deben utilizarse porque se queman fácilmente. Primero se deben echar en la sartén aquellos productos que requieran una cocción más prolongada.




Con el brócoli me ocurría como con otras verduras, pensaba que no me gustaba pero me di cuenta que lo que no me gustaba era la manera que tenemos de cocinarla, nos pasamos cociendo las verduras en litros de agua que lo único que conseguimos es que pierdan sabor y textura. 

Es una receta ideal para perderle el miedo al wok, una excelente herramienta de cocina de origen oriental que puedes encontrar en muchos comercios. Hay 2 tipos de wok, uno que tiene un fondo redondo, que sirve para los fogones con gas, y el otro, que tiene un fondo plano, para la placa de inducción o vitrocerámica. 

Aparte de saltear alimentos, el wok puede ser usado también para freír o cocinar al vapor colocando encima una cesta vaporizadora de bambú (o mushiki), mirar el link de la receta. Os dejo a continuación una foto.


    
  Ingredientes:
1 cucharada de aceite de oliva
1/2 kg de gambones frescos
1 ramillete de brócoli 
Semillas de sésamo
Tallo verde de la cebolleta
Un puñado de guisantes frescos


Para la salsa:

3 cucharadas de salsa de soja light
2 cucharadas de salsa de ostras
1 cucharada de vinagre de vino de arroz
1 cucharada de azúcar moreno
1 cucharada de jengibre recién rallado
2 dientes de ajo picado
1 cuch.postre aceite de sésamo
1 cucharadita de maicena







Elaboración:


1-Empezamos elaborando la salsa, en un bol o tazón mediano,  mezclar la salsa de soja, la salsa de ostras, el vino de arroz, el azúcar moreno, el  jengibre, el ajo, el aceite de sésamo, la maicena y reservar.

2-La receta original no pone nada de blanquear el brócoli pero os recomiendo que lo hagáis ya que los demás ingredientes se hacen antes y el brócoli al final, se queda demasiado al dente aunque si os gusta así, perfecto.

3-Ponemos el wok al fuego medio-fuerte con el aceite de oliva, añadimos los gambones pelados y cocinamos hasta que hayan cambiado de color, no los hacemos mucho.

4-Añadimos el brócoli y los guisantes, removemos para integrar bien, añadimos la salsa que tenemos reservada y removemos durante un par de minutos.

5-Emplatamos y añadimos en cada ración las semillas de sésamo al gusto y los tallos de cebolleta cortados finos.





Fuente: Delicious

2 comentarios:

Muchas gracias por dejar tu comentario y dedicar un poco de tu tiempo, el blog no sería posible sin tus comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...