18 ene. 2011

FABADA O FABES (RECETA CASERA ASTURIANA)

De todas las legumbres las alubias, judías, habichuelas, caparrones, boliches, fabes, mongetes, garrofó, poroto, frijoles y fréjoles, que son los nombres que reciben la semilla seca y desvainada, la especie phaseolus, es la que mejor armoniza con todos los alimentos de origen cárnico, íctico o vegetal. 

Las hay blancas, rojas, negras, canela, pintas, verdes, grandes, medianas, pequeñas, planas, redondas, alargadas y todas ellas están integradas en nuestra gastronomía. De ellas la que alcanza mayor cotización en el mercado es la variedad conocida como faba asturiana, porque es la más suave, la más elegante, sabrosa y mantecosa de todas las que se producen en el mundo.








La eterna discusión sobre el compango: Es el conjunto de elementos, que deben cumplir ciertos requisitos, como que el chorizo y la morcilla deben estar ahumados, el lacón que tenga el punto de cocción oportuno y que el tocino, que sea muy blanco. Es discutible si debe entrar oreja, el rabadal y la careta, los puristas mantienen que su inclusión, es influencia gallega, así como tampoco incluyen cebolla y ajo.


Por mi parte os dejo mi receta de fabada, como lo hacemos en casa de toda la vida, os encantará.






  Ingredientes 4 personas:

  • 500 Gr de fabes asturianas
  • 2 Chorizos asturianos
  • 2 Morcillas asturianas
  • 200 gr. de Panceta curada
  • 1 punta de Jamón
  • Sal
  • Agua
  • 1 Cebolla
  • 1 Diente de ajo


Elaboración:


1. Empezamos poniendo las fabes en remojo la noche anterior, mínimo 12 horas, después del remojo veréis que han duplicado su tamaño.

2. Las ponemos en una cazuela con agua a cocer junto con el chorizo, la panceta, el hueso de jamón, la cebolla entera y el ajo entero y sin pelar, la morcilla la ponemos más tarde porque es más delicada y si cuece mucho se deshace, la reservamos.

3. Dejamos que cueza a fuego suave y retiramos la espuma que haya soltado si hiciera falta, de vez en cuando asustamos la cocción con un poco (un vaso) de agua fría y dejamos que vuelva a hervir suavemente, a mitad de cocción añadimos la morcilla y que termine de cocer todo junto.

4. Comprobamos la textura de la fabe para saber que ya esta y rectificamos la sal, ya que no le hemos puesto sal debido a la punta de jamón. Dejamos que repose un ratito. Y a comer.





  

También aquí os propongo unas fabes con vinagreta.


1 comentario:

  1. Anónimo17:47

    Tienen una pinta estupenda, pero por desgracia mi madre la sientan mal y solo admite la alubia pinta. Mi pregunta es si podría hacer esta receta igual pero en vez de echar la blanca poner la pinta? muchas gracias!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario y dedicar un poco de tu tiempo, el blog no sería posible sin tus comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...