25 ene. 2012

CARDO CON ALMENDRAS (receta fácil para triunfar)

Es un magnífico entrante ligero de calorías, dietético y sabroso, es una verdura típicamente mediterránea aunque en España se consume poco salvo en la Ribera del Ebro.El cardo es familia cercana de la alcachofa y su mejor época es final de otoño y el invierno.La composición nutricional del cardo es muy parecida a la de la alcachofa, tiene muy pocas calorías, muchas vitaminas y minerales, en resumen es muy sana y recomendable para compensar los excesos.


Crece espontáneamente en cunetas, ribazos y pedregales pero la selección ha hecho posible que se cultiven variedades especiales que se caracterizan por su suavidad, textura y sabor.

 







Todavía vemos cardo en los mercados, a mejor precio que en fechas navideñas que duplica su precio, no nos pudimos resistir y aunque no sea navidad compramos un manojo de cardo rojo, su preparación es algo laboriosa pero merece la pena, si son muy tiernas se pueden tomar crudas como ensalada con un chorrito de aceite de arbequina, aunque nosotras quisimos brillar más y las preparamos con salsa de almendras que no es nada difícil.
 
 



Ingredientes:

  • 1 Cardo fresco
  • 120 gr de almendras laminadas
  • 1 Cebolleta (o 3 dientes de ajo)
  • 30 gr de harina
  • Agua de cocer el cardo
  • 200 ml de leche
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Mantequilla 
  • Sal


Elaboración:



1.Limpiamos bien las pencas (tallos)de los cardos retirando fibras, espinas y laterales hasta tenerlos limpios,cortamos en porciones de 3 o 5 centímetros y les ponemos inmediatamente en un recipiente con agua fría y zumo de limón para evitar que se oxide y oscurezcan. 


2.Ponemos una cazuela con agua y sal al fuego y cuando hierva introducimos el cardo y dejamos cocer a fuego medio unos 45-60 min. hasta que este tierno,dependerá del tamaño del cardo hay que procurar que no se ablanden por exceso de cocción así que recomendamos , que a fuego medio, nunca pasemos de 1 hora, para que queden un punto crujiente pero suaves.







 

Para la salsa

1.Ahora vamos con la salsa para ello tostaremos en una sartén sin aceite las almendras,reservamos.

2.Ponemos una cazuela al fuego con una cucharada de aceite y una nuez de mantequilla y pochamos la cebolleta finamente picadas,cuando estén transparentes añadimos la harina y dejamos que se tueste, a continuación añadimos el agua de cocción, vamos añadiendo de momento un par de cazos, seguimos con la leche y vamos mezclando con unas varillas para hacer una especie de velouté, salpimentamos y añadimos la nuez moscada.

Para finalizar

3.Cuando veamos que la salsa empieza a espesar añadimos las almendras (dejando un puñado para decorar los platos) y los cardos cocidos,dependiendo de el espesor deseado vamos agregando más agua de la cocción, dejamos cocer unos minutos para que se integren bien todos los sabores y retiramos del fuego.
Servir caliente,decorando con las almendras, triunfarás seguro.
   




8 comentarios:

  1. Me gusta el cardo, aunque no lo tomo frecuentemente. Así tiene que estar muy bueno.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Fácil y seguro que triunfo cuando se lo prepare a mi yerno, que le encanta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Espectacular y seguro que delicioso aqui no gay cardos a no ser cocidos al natural en conserva .
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  4. Exquisito cardo, me encanta!! He de añadir que también es típico en Madrid comer éste estupendo plato de cardo en Navidad.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Aquí en Madrid todavía podemos encontrarlo en algún mercado,tenemos que aprovecharlo,es una verdura deliciosa.
    Besos y gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta ese plato, uy cuanto tiempo que no lo hago, ahora por aquí los cardos están en buen momento, así que me voy a poner las pilas...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  7. Me chifla este plato y no se por qué hace años que no lo como, ¡tengo que remediarlo!

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el cardo... que rico! Es verdad que es raro encontrarlo fuera de la ribera, de donde soy yo, aunque no vivo allí... y con almendras, que es como lo suelo preparar, me encanta!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario y dedicar un poco de tu tiempo, el blog no sería posible sin tus comentarios.