15 sept. 2014

Sopa fría de yogurt, pepino, cilantro y hierbabuena fresca


Lo que más me gusta de los pepinos es su textura crujiente y su sabor delicado y fresco, eso es exactamente lo que traté de poner de relieve a la hora de crear esta receta. Se sirve muy fría, la sopa en sí es extraordinariamente refrescante - es un perfecto aperitivo o primer plato de un menú de verano que siempre sorprenderá.

La sopa fría de pepino y yogurt es un clásico de la comida veraniega en Oriente próximo y los países balcánicos, se toma en múltiples versiones: más o menos espesa, perfumada con diferentes hierbas, sus cualidades refrescantes la hacen perfecta para los días más calurosos del verano o para acompañar comidas picantes. Os doy mi versión a ver que os parece.








 Ingredientes:


  • 900 ml de Caldo de Ave natural o envasado
  • 600 gr. de Yogures griegos natural (sin azúcar, pueden ser light)
  • 8 c/s Pepino pelado y sin semillas
  • 5 c/s de Tomate
  • 1/2 c/c de jengibre fresco rallado
  • 1 c/s rasa de Cilantro fresco
  • 1/4 de c/c Chile picante en polvo (ojo, media de café)
  • 1 c/s rasa de Hierbabuena fresca
  • Sal
  •  
La hierbabuena y el cilantro lo podemos mezclar mitad y mitad o elegir poner tan solo una de las dos hierbas, a gustos.







Elaboración:



1. Empezaremos colando el caldo de ave para que no quede ni rastro de grasa.


2. Batimos bien el yogur para que quede cremoso, añadir el caldo de pollo poco a poco batiendo bien.
3. Añadir el resto de los ingredientes cortados en dados y mezclar bien. Lo dejamos enfriar en la nevera al menos 2 horas y mezclar de nuevo antes de servir.






1 comentario:

  1. Anónimo19:31

    Ayer lo tomamos y nos encanto, realmente sorprendente..

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario y dedicar un poco de tu tiempo, el blog no sería posible sin tus comentarios.