RECETA DE AROS DE CEBOLLA TIPO HOLLYWOOD (rebozados, caseros)

 
El truco para que queden crujientes los aros es rebozarlos en leche y harina, a los niños les encantan y les podemos dar multitud de utilidades desde una simple tapa a una guarnición, mientras más finitos les cortemos más crujientes nos quedarán y los podemos utilizar para las ensaladas en lugar de poner la cebolla cruda o añadirlo a las hamburguesas que hagamos en casa, perritos calientes, etc. la verdad es que son un vicio y tan fácil de hacer como cualquier otra fritura.
 
 






Ingredientes:

  • 1 cebolla grande o 2 pequeñas
  • leche
  • harina
  • sal
  • aceite

Elaboración:


1. Cortamos la cebolla en aros finos (dependerán del grosor que queramos los aros) y los ponemos en remojo en leche que los cubra, mínimo una hora, el tiempo dependerá de la cantidad de cebolla.

2. Pasado el tiempo dejamos escurrir bien en un colador que suelte bien toda la leche.

3. Enharinamos y sacudimos el exceso de harina.

4. Freímos en abundante aceite caliente hasta que estén dorados y crujientes.

5. Reservamos en papel absorbente. Salar y servir caliente.








7 comentarios:

  1. Hay muchas veces que no hacemos una receta porque se nos olvida que podemos hacerla. Eso me ha pasado con tus aros. Los voy a hacer en casa. Muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Pero qu ricos. Los hare cuando prepre una cena americana. Buenísimos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la cebolla así, es un vicio divino!!
    Te copio la receta guapa!!
    Besotess

    ResponderEliminar
  4. Los he hecho solo una vez y casi me los como todos ..ideales para acompañar carnes sobre todo a la parrilla ..que ricos ..bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son un vicio una vez empiezas no puedes parar, je

      Eliminar
  5. Nunca he preparado la cebolla asi,me parece muy original hoy mismo intentarè hacerlo,tengo todos los ingredientes en casa.Besitos.Teresa J.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario y dedicar un poco de tu tiempo, el blog no sería posible sin tus comentarios.