Receta de lentejas estofadas con verdura y chorizo


Que ricas y como apetecen en invierno unas lentejas caseras, son de esos platos que suelen estar presente en todas las mesas y hogares españoles, con sus diferentes variantes. Son una fuente de minerales, hierro, vitaminas, fibras y proteínas, vamos un sinfín de nutrientes que hacen que este guiso sea un plato imprescindible en cualquier dieta y si tenemos niños, aún más.

Hay quien las hace sin remojo, en olla exprés, con morcilla, con partes del cerdo, con refrito, en fin como hemos dicho cada uno con su variante, yo os presento la receta que he hecho en casa siempre.





La lenteja pardina además de su gran calidad, es una lenteja que no necesita remojo previo a su cocción aunque yo si suelo hacerlo y así ahorro tiempo de cocción, también podemos optar por dejarlas en remojo simplemente un par de horas, dependiendo de la decisión del tiempo de remojo, así tardaremos en su cocción.




Ingredientes:

  • 1 Cebolla
  • 3 Zanahorias
  • 2 Patata
  • 2 dientes de Ajo
  • 1 Tomate                                                                                           
  • 1 Pimiento
  • 1 Hueso de Jamón
  • 1-2  Chorizos
  • 1 hoja de Laurel
  • Sal
  • 500 gr.de Lentejas Pardinas extra
  • Agua



Elaboración:



1. Empezamos escurriendo las lentejas que las tendremos en remojo al menos 2 horas y las ponemos en una cazuela con agua fría.

2. Añadimos todos los ingredientes en crudo menos la patata que añadiremos al final de la cocción.

3. La zanahoria la podemos poner entera o cortada en rodajas, al igual que el chorizo, el ajo lo pondremos preferible entero y sin pelar.

4. Dejamos cocer a fuego suave, como no me gusta utilizar olla exprés os diré que el tiempo de cocción dependerá del tipo de lenteja y de si la hemos tenido en remojo previamente o no pero más o menos, suelen estar terminadas en 1 hora.

5. 20 minutos antes de que estén listas, añadimos la patata quebrada o tronchada y ya las tenemos listas para comer.


(Patatas quebrada: más que un corte determinado, es una forma de cortar las patatas para que produzca una mayor salida de los almidones y así conseguir que el caldo de cocción quede ligeramente espesado. Consiste en comenzar a cortar la patatas, general­mente con una puntilla y antes de terminar el citado corte, tronchar el trozo sin cortar.)




Si os gustan las lentejas con refrito para que quede un caldo más contundente y espeso, seguir al paso 6:




6. Ponemos en una sartén, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1/2 cebolla cortada muy fina en brunoise, añadimos 1/2 cucharadita de pimentón y 1/2 de harina y añadimos un cazo del caldo de las lentejas mezclamos bien y lo añadimos a la cazuela unos 10 min. antes de terminar la cocción.









Presentación:


Las hemos servido acompañadas de guindillas picantes, hay quien las prefiere con un buen chorro de vinagre de cualquier modo, están geniales y para los más delicados de estómago, siempre podemos hacer un puré con ellas. 
También las podemos congelar una vez frías para cualquier otro día, lo cual nos puede sacar de un aprieto.


*Este año 2016 es el año internacional de las legumbres, las Naciones Unidas se proponen de este modo sensibilizar a la opinión pública sobre las ventajas nutricionales de las legumbres como parte de una producción de alimentos sostenible.


Las leguminosas, junto con los cereales y con algunas frutas y raíces tropicales, han sido la base principal de la alimentación humana durante milenios y podemos decir que son el pilar que permiten alimentar a la población mundial. Los cultivos leguminosos como las lentejas, las azuki, los guisantes, las judías blancas o verdes, los garbanzos, las habas, los altramuces, los cacahuetes y la soja son un elemento básico de la cesta de la compra.


7 comentarios:

  1. Un plato de lentejas de 10..me encantan!
    un beso y buen finde

    ResponderEliminar
  2. Qué buenas, además con esas verduritas es todo un lujo. Me quedo por tu cocina!

    besos

    ResponderEliminar
  3. una delicia de guisado-super casero y rico

    ResponderEliminar
  4. A fuego lento tu mirada. Y con ella estas maravillosas lentejas "a la antigua". Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Es un plato que todo el mundo mas o menos preparamos en casa y estan la mar de buenas, besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Riquísimo y a la vieja usanza! no se puede pedir más.

    Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario y dedicar un poco de tu tiempo, el blog no sería posible sin tus comentarios.